Logo La República

Jueves, 23 de septiembre de 2021



NACIONALES


En junio el indicador tuvo su mayor crecimiento en 13 años

Inflación estadounidense también podría afectar su bolsillo

De continuar la tendencia al alza, las tasas de interés que usted paga podrían resentirlo

Ronny Gudiño ronnygudino.asesor@larepublica.net | Martes 27 julio, 2021

Hombre de traje frente pizarra negra y persona escribiendo con tiza dólares
“La inflación constituye uno de los principales riesgos a nivel internacional y local”, dijo Melvin Garita, gerente general de BN Valores. Archivo/La República


Si bien la inflación nacional no genera mayor preocupación, al ser el indicador más presumible durante la pandemia, no debemos perder de vista la de Estados Unidos, pues de mantenerse en la tendencia actual podría repercutir en su economía.

La nuestra es baja, proyectándose que incluso termine por debajo del rango meta del Banco Central, con una variación acumulada de 0,76% y una interanual de 1,91% con corte a junio.

Contrario a lo que acontece en Estados Unidos, donde ese mismo mes reportó su mayor crecimiento en ese indicador en 13 años, con una variación interanual del 5,4% y un 0,9% con respecto al mes anterior, generando, entre otros efectos, un alza notable en el precio de los combustibles y vehículos usados.

Aunque la posición oficial de la Reserva Federal (FED) y del presidente Joe Biden es que es algo estacional y que se regulará en el mediano plazo, algunos especialistas consideran que las autoridades se equivocan.

Lea más: ¿Por qué los ticos debemos seguirle el pulso a la inflación estadounidense?

De llevar razón los analistas, esta tendencia al alza podría resentir la economía nacional y familiar, al ser dependientes de la importación de productos esenciales provenientes de Estados Unidos como el caso de los combustibles.

Y es que, de mantenerse la presión inflacionaria estadounidense de manera sostenida, hay quienes avizoran incluso un mayor empobrecimiento.

Lea más: ¿Por qué es importante la inflación en la economía?

“Si este proceso continúa, en Costa Rica se presentaría un empobrecimiento de las personas, no solo por el aumento de los precios de los bienes y servicios que consumimos, sino por el aumento de las tasas de interés, tanto en colones como en dólares, así como presiones al tipo de cambio dado el rezago en que las personas y empresas incorporan en sus decisiones de consumo el aumento de precios”, dijo Melvin Garita, gerente general de BN Valores.

Habrá entonces que prestar atención especial al tema de las tasas de interés que pagamos, pues el Banco Central mantiene una política que las coloca en márgenes bajos, en parte, por la política monetaria internacional.

Es decir, que si la FED se ve empujada a aumentar sus tasas de interés, Costa Rica también lo haría.

Esto debido a que los estadounidenses tendrían que replantearse sus estímulos, considerando que hay suficiente dinero en circulación ‘en la calle’ para que todos los precios aumenten.

“Los estímulos monetarios y fiscales que se presentaron alrededor del mundo a raíz de la pandemia de la Covid-19 fueron en muchos casos inéditos, de una cuantía monumental, lo que potencia la monetización de los aumentos de precios”, explicó Garita.

Por sí solo el deterioro del valor de la moneda sería un efecto más extremo, pero que, de darse, golpeará a las familias costarricenses.

La pérdida de poder adquisitivo haría que, en momentos donde todavía existen limitaciones para generar ingresos, las familias resientan una reducción en su ingreso real, al comparar lo que podían adquirir antes con lo que pueden comprar después.


Inflación estadounidense


Estos son los resultados del indicador con corte a junio (datos de la FED en porcentaje)

Indicador Interanual Acumulado desde Enero Variación mensual
IPC General 5,4 4,3 0,9
Alimentos y bebidas no alcohólicas 2,4 2,2 0,7
Vestido y calzado 4,9 5,2 -0,5
Vivienda 3,1 2,4 0,6
Menaje 4,1 3,0 0,0
Medicina 0,4 0,8 -0,2
Transporte 21,5 16,8 3,5
Comunicaciones 2,8 0,6 0,0
Ocio y Cultura 2,4 1,8 0,1
Enseñanza 1,2 0,3 0,2
Otros 2,5 1,6 0,2


NOTAS RELACIONADAS


carrito de supermercado con una persona de fondo haciendo cálculos con una calculadora

Inflación baja, ¿y ahora qué?

Martes 21 enero, 2020

Costos de precios e inmuebles no necesariamente tienden a descender






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.