Logo La República

Lunes, 4 de marzo de 2024



ÚLTIMA HORA


Repunte en la inflación no será suficiente para alcanzar rango meta del Banco Central

Ronny Gudiño ronnygudino.asesor@larepublica.net | Viernes 18 junio, 2021 02:45 p. m.


Flecha arriba señala inflación
Imagen con fines ilustrativos. Archivo/La República


A pesar de que el mes pasado el Índice de Precios al Consumidor se ubicó en 1,3%, superior a lo registrado en los meses previos, esto no cambia para nada los planes del Banco Central.

El promedio en el primer cuatrimestre había sido de una inflación del 0,8%, por lo que ese 1,3% llamó la atención.

Para el Banco Central ese repunte en la inflación general se debió a dos factores transitorios: el aumento en los precios de las materias primas importadas, principalmente los combustibles, y efectos base por la notoria caída en la tasa de inflación al inicio de la pandemia de la Covid-19 en abril y mayo del 2020.

Como confirmación de eso, el promedio de los indicadores de inflación subyacente, que tienden a aislar el impacto de los precios de los combustibles, fue de apenas 0,7% en mayo.

Lea más: ¿Por qué es importante la inflación en la economía?

Sin olvidar que ese 1,3% continua significativamente por debajo del rango de tolerancia alrededor de la meta de inflación definida por el Banco Central de entre un 2% y 4%, y así proyectan que seguirá por los próximos dos años.

"Las moderadas tasas de inflación general y subyacente son consecuentes con la prevalencia de presiones desinflacionarias en la economía costarricense desde el 2019: una brecha del producto negativa, una alta tasa de desempleo y bajas expectativas de inflación a 12 meses (1,2% en mayo último). De manera prospectiva, los modelos de pronóstico del Banco Central señalan que la inflación continuaría por debajo de 2% en lo que resta del 2021 y en el 2022", informaron.

Con fundamento en todo lo anterior, la Junta Directiva de la autoridad monetaria decidió que la Tasa de Política Monetaria (TPM) se sostendrá en su nivel mínimo histórico de 0,75%, buscando incentivar el crédito con tasas de interés bajas.

Esto porque cuando la inflación es baja, los consumidores se benefician, ya que su dinero tiene más valor; no es necesariamente que los precios de los productos empezarán a bajar, pero sí que aumentarán a un menor ritmo.

Lea más: Tasas de interés se mantendrán bajas tras decisión del Banco Central

En otras palabras, la baja inflación eventualmente repercute positivamente en el poder de compra de los consumidores y las empresas.


NOTAS RELACIONADAS


carrito de supermercado con una persona de fondo haciendo cálculos con una calculadora

Inflación baja, ¿y ahora qué?

Martes 21 enero, 2020

Costos de precios e inmuebles no necesariamente tienden a descender







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.