Impagos de compañías emergentes declinan y desafían pronósticos
Enviar

Apenas seis meses después de que el FMI se sumara a un coro de organismos reguladores y agencias de calificación crediticia que advertían que los mercados emergentes estaban al borde de una ola de impagos empresariales, sucede lo opuesto.

Los impagos de bonos de mercados emergentes de alto rendimiento han declinado este año al nivel más bajo en cuatro meses, 3% en marzo, según datos que recopiló Bank of America Merrill Lynch.
Los impagos de bonos de alto riesgo de los Estados Unidos han aumentado a 4,6%. Las empresas de energía representan buena parte de la disparidad, dado que las pertenecientes a mercados emergentes se vieron impulsadas por dinero público, mientras que las emisoras estadounidenses recibieron de lleno el golpe de los bajos precios del petróleo que afectaron sus ingresos, dijo Bank of America.


Para 2020 vencerán $180 mil millones de deuda empresarial con denominación en dólares, y economistas desde el Fondo Monetario Internacional hasta el Banco Internacional de Pagos –BIS por la sigla en inglés- han advertido que el debilitamiento de las monedas de los países en vías de desarrollo elevaría el costo del reembolso y derivaría en más impagos.
En la práctica, el apoyo estatal, las estrategias de cobertura y una reciente recuperación de las monedas emergentes han contribuido a que las empresas paguen sus deudas, según Ashmore Group y Aberdeen Asset Managementc.
“La advertencia sobre la disparidad monetaria ha resultado ser falsa alarma”, dijo Jan Dehn, jefe de análisis en Londres de Ashmore, que administra unos $51 mil millones en mercados emergentes. “No veo motivo por el cual tendría que haber un fuerte aumento de los impagos”-.
Es probable que lo peor ya haya pasado para las compañías emergentes, dado que las monedas se fortalecen respecto de los niveles de enero, que fueron los más bajos desde 2009, según Dehn.
El Índice Monetario MSCI de Mercados Emergentes ha subido más de 6% en tres meses en tanto mejoraba el sentimiento en relación con los activos de mayor riesgo, en parte porque la Reserva Federal se volvió más renuente a subir las tasas de interés y cedió la amenaza de un dólar fuerte.
El mayor interés de los inversores, por su parte, ha hecho bajar los costos crediticios de las compañías de países en vías de desarrollo, lo que les facilita refinanciar a través del mercado de bonos, según Siddharth Dahiya, que contribuye a la gestión de unos $11 mil millones en Aberdeen en Londres como jefe de deuda empresarial de mercados emergentes.
El rendimiento promedio del Índice de Bloomberg de Bonos Empresariales de Mercados Emergentes de Alto Rendimiento en Dólares declinó a 8,8% la semana pasada, el nivel más bajo desde agosto.


Ver comentarios