Ideas para motivar a su equipo

• Para motivar a los colaboradores hay que ir un paso más allá de las recetas tradicionales y tener en cuenta factores no solo económicos

{foto1}
La motivación de los equipos de trabajo es un tema recurrente en los programas gerenciales y de liderazgo. Quizá el factor más complejo dentro de los aspectos que resultan clave a la hora de obtener lo mejor de nuestros colaboradores.
Quizá para la antigua escuela el salario es suficiente motivación y es cierto que es el motivador más importante cuando se acepta un puesto de trabajo. Pero no lo es todo, sobre todo cuando vamos a pedir que nuestros equipos nos den algo más que su tiempo laboral. Además, estos motivadores que van más allá del salario, constituyen uno de los pilares de la cultura corporativa de las organizaciones.
A continuación expongo algunas ideas al respecto de métodos que pueden ayudar en el establecimiento de un sistema de motivación.
- Hágales sentir que trabajar en su equipo no es un obstáculo absoluto para cumplir con sus obligaciones familiares. Contráteles por objetivos, no por horarios. Establezca con ellos dichos objetivos y luego solo exíjales que los cumplan en tiempo y calidad.
- En las organizaciones de alto rendimiento el horario estricto no existe. Permítales gestionar su jornada y adaptarla a sus necesidades. Habilíteles para trabajar en casa si no necesitan estar en la oficina.
- Elimine el trabajo como causa de estrés para las personas. Si los jefes se ven obligados a llamar a los empleados en sus vacaciones, es que algo falla. Que nadie se sienta culpable si tiene que permanecer días en casa cuidando a hijos con gripe.
- No exija a sus trabajadores nada que usted no pueda recompensar. Si exige esfuerzos extraordinarios que trascienden lo profesional, tiene que recompensar dicho esfuerzo, de lo contrario se convertirá en fuente de insatisfacción.
- Retribuya con cosas que realmente incentiven. No pierda el tiempo en insistir en lo maravilloso que es trabajar para usted, es algo que ellos mismos pueden constatar. Todas esas convenciones, reuniones y viajes de incentivos, sirven cuando se rompe con la dinámica del trabajo.
- No les imponga cursos de formación, fije los objetivos formativos conjuntamente con ellos. Ni tampoco consienta que empleen recursos de la empresa en aprender lenguas muertas.
- Pague a sus trabajadores de forma justa y con puntualidad, esto es lo realmente importante, esta es su parte del contrato. Se resquebrajan aquellas empresas que hablan de motivación de los empleados, pero incumplen la norma básica y primaria de pagar un salario justo y a tiempo.
- Las palmaditas en la espalda pueden ser muy importantes. El reconocimiento es uno de los motivadores más importantes. Recuerde reconocer en público y criticar al orden en privado.

Francisco Avilés R.
Socio-director Cross&Grow
[email protected]

 

Ver comentarios

Notas Anteriores

Jueves 03 Septiembre, 2015

El triunfo de los mediocres

Hace muchos años un extraordinario profesor de una importante escuela de negocios renunció a su puesto porque no se sentía bien remunerado. La gerencia ...

Jueves 20 Agosto, 2015

Culpar a los demás

A diario, casi sin darnos cuenta, recibimos pequeños estímulos negativos en forma de errores, fallos, problemas y fracasos. De manera inconsciente tendemos a ...

Martes 18 Agosto, 2015

Bloqueos mentales

Hay un cliché que se utiliza en las películas que involucra una persecución en la que al final del callejón el personaje se encuentra con una ...