Enviar
Instituto interpuso denuncia ante juzgado, aduciendo ilegalidad en el proceso
ICE contraataca apertura celular
Tarifas que deberán pagar empresas por interconectarse al Instituto y plazos en que ha resuelto la Sutel, dividen a ambas entidades
“Nos preocupa que se judicialice un tema técnico”, aducen en la Superintendencia
La cordialidad que hasta ahora parecía existir en las relaciones que sostenían el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) se rompió de golpe.
Este martes, la entidad decidió presentar una denuncia judicial contra el proceso de apertura llevado a cabo por la Superintendencia, específicamente al considerar que los plazos en que se ha resuelto el tema de las Ofertas de Interconexión por Referencia (OIR) han sido mayores a los que la ley establece.
Las OIR son los precios de referencia que las empresas interesadas en la apertura celular deberán cancelar al ICE por interconectarse a su infraestructura.
La denuncia ante el Juzgado Contencioso Administrativo está acompañada de un recurso de revocatoria que el Instituto presentó ante el regulador, efectuando la misma solicitud de que se declare nulo el proceso, por considerar que tiene “graves vicios de legalidad”.
“Estamos pidiendo la medida cautelar (…) queremos evitar que el proceso continúe debido a una serie de defectos y nulidades que afectan a todos los participantes… o se arregla todo o lo que pasa es que se producirá algo enclenque, ilegal y nulo”, aseveró Eduardo Doryan, presidente ejecutivo del ICE.
Al respecto, en la Superintendencia confirmaron la recepción de la solicitud de nulidad, y manifestaron su preocupación.
“Con lo del Contencioso sí nos preocupa que se judicialice un asunto técnico que puede dar al traste con la apertura de las telecomunicaciones… Es una decisión política que toma el ICE al acudir a esa instancia”, respondió Carolina Mora, vocera de la Superintendencia.
La diferencia de criterios surge en primera instancia por el monto de las tarifas propuestas por el ente estatal y las finalmente definidas por la Sutel.
En ese sentido, el operador había propuesto que las empresas interesadas en interconectarse a su infraestructura deberían pagar 4,13 centavos de dólar por minuto.
No obstante, la Superintendencia consideró que el monto a pagar debía ser de 0,67 centavos de dólar.
Esta diferencia causó la molestia inmediata en la entidad, donde se considera que la diferencia le causaría una merma en sus ingresos de unos ¢30 mil millones anuales.
El segundo motivo que generó la diferencia con la Sutel tiene que ver con los plazos para resolver los temas relacionados con las OIR.
La legislación establece 60 días naturales desde que el Instituto presentó la primera propuesta, hasta que la Sutel dicta la orden de interconexión.
Para Doryan ese plazo fue sobrepasado, con lo cual la resolución que establece las tarifas finales es ilegal.
“En vez de los 60 días que dio la Contraloría para definir las OIR, el proceso tardó 132 días… con esto se demuestra que no es el ICE el que ha detenido el proceso”, aseveró el jerarca de Instituto.
Ahora la Sutel deberá resolver el recurso presentado y esperar la decisión del Juzgado. Esto determinará si el proceso de apertura sufre un nuevo atraso o se mantiene la fecha de inicio del concurso para el 14 de diciembre.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios