Hoy es el momento de negociar ¿Cómo sería la reforma fiscal?
Enviar

Definir una solución al déficit fiscal en los próximos cinco meses podría ayudar para que el futuro gobierno pueda dedicarse a gobernar desde el 8 de mayo.
Incluso el tema fiscal y económico es prioritario para los candidatos al ver que la mayoría se han hecho acompañar de economistas y críticos de la necesidad de la reforma, como sus vicepresidentes.


Lo ideal sería establecer una buena estrategia para que los partidos empiecen a  negociar desde “hoy” la aprobación de la reforma fiscal antes de definir el nuevo gobierno.
De esta manera incluso podrían “diluir” el tan temido costo político de la reforma fiscal, asumiendo que fue un acuerdo tomado entre varias tendencias, y no solo impulsado por el gobierno de turno.
El déficit fiscal será el principal problema del próximo gobierno y del país, ya que este podría incluso ser del 7% de la producción nacional al empezar la futura administración, según la Contraloría.
Sin dinero será difícil atacar otros problemas medulares del país como el de inversión en infraestructura, educación, seguridad, entre otros.

Así sería la reforma

Todos los candidatos a la vicepresidencia están de acuerdo en que cualquier ajuste aunque sea mínimo, es necesario y pronto de actuar.

Nuevos ingresos

Se trata de la modernización de dos impuestos.

  • IVA

La reforma por parte de nuevos ingresos se daría principalmente con la transformación del Impuesto General sobre las Ventas, a uno del Valor Agregado, queda en duda sí su tarifa será del 15% o se quedaría en el 13%.

Para Édgar Ayales, del PLN, la reforma como mínimo debería alcanzar un 3% y sin el 15% en el IVA ese valor no se alcanzaría, aunque entiende y aceptarían cualquier solución. 

Por otro lado, para Edna Camacho del PUSC la tarifa debe ser la misma de la actual un 13%, mientras que para Epsy Campbell del PAC, se puede empezar con un 13% pero que paulatinamente se mueva al 14% o 15%, al pensar igual que Ayales que con el valor actual no se alcanza un importante ajuste en la recaudación. 

Este aumento se da porque la base impositiva se incrementaría, ya que muchos servicios que hoy no están gravados como los que brindan abogados, médicos, contadores, o asesores, pagarían el impuesto.

Servicios de educación y salud tendrían un tratamiento especial, respecto a la tarifa.

  • Renta

Para Ayales y Campbell  concuerdan en que este debe ser un impuesto que grave la verdadera capacidad económica de los distintos contribuyentes de forma justa y progresiva.

En lo que no hay congruencia es en gravar o no y sus tramos las ganancias de capital y rentas generadas en el exterior —hoy exentas—. No se está claro en accionar una renta global versus la territorial actual.

En lo que sí se está de acuerdo entre todos es en que se deben ajustar las escalas para gravar las utilidades de las empresas y la actividad lucrativa de las personas físicas.

Sobre gastos

Los tres concuerdan en que esto es prioritario ajustarlo.

Es necesario actuar en cuatro grandes áreas (remuneraciones, pensiones, transferencias y eficiencia del gasto), pero se habló con los candidatos sobre la implementación del salario único.

  • Salario único

Este es un régimen salarial donde la base constituye el 100% del total, sin pluses.

El problema es que esto regiría para nuevos empleados del Gobierno, y para los que de forma voluntaria quieran trasladarse (se les reconocerían algunos beneficios en su liquidación del régimen anterior).

Esto generaría que los beneficios se verían en el mediano y largo plazo.

Otra propuesta interesante es que existan salarios unificados en todo el sector público, así las remuneraciones se darían por una escala única por puesto, sin importar la institución en la que trabajen.

Momento de negociar

Todos los candidatos a la vicepresidencia están de acuerdo en que este es el momento propicio y político para negociar sobre los ajustes fiscales.
Esto porque varios partidos políticos creen que tienen la posibilidad de llegar a Zapote en las próximas elecciones, esto hace que negociar hoy sea posible, ya que sin reforma fiscal gobernar será casi imposible.
Si se juntaran los diputados de Liberación, el PAC y la Unidad, impulsados por sus candidatos y el gobierno actual, los acuerdos fiscales podrían aprobarían con una mayoría calificada de 38 (al sumar Liberación, PAC y Unidad son 34 de los 57 diputados).
Para los candidatos a la vicepresidencia no hay nada nuevo respecto a lo que han comentado en diversas oportunidades anteriormente sobre lo que se tiene que negociar, ya que la reforma debe ser integral respecto a nuevos ingresos y recorte del gasto.

Ajuste fiscal necesario

Entre las recomendaciones que el Fondo Monetario Internacional ha dado en varios años consecutivos, es que debe ser necesario que con los cambios que daría la reforma fiscal, se debería alcanzar un ajuste cerca al 3% del PIB (Cifras equivalen al ajuste por los nuevos impuestos y el recorte al gasto con respecto del PIB)

Ingresos  2 Se daría por el incremento de la base con el nuevo IVA y aumento en recaudación por la renta.

Gasto      1 Recortes por baja en pluses, implementación de salario único en nuevos empleados y ajuste en pensiones.

Acuerdos o desacuerdos

Estas son las ideas de los candidatos a la vicepresidencia, respecto a una posible negociación en este momento sobre la reforma fiscal.

Edna Camacho
Candidata a la vicepresidencia
PUSC

Cuanto antes se encuentre un acuerdo, mejor 

Lo más relevante es que una solución para la débil situación fiscal tenga dos características centrales, la primera sostenible y la segunda lo más balanceada posible entre medidas del gasto y del ingreso.
Siempre y cuando cumpla esos dos requisitos, cuanto antes se encuentre un acuerdo, mejor.
Ahora bien, para que sea sostenible se debe avanzar en aprobar una disposición que limite el déficit fiscal a no más del 3% del PIB y que dé los instrumentos para lograrlo como lo hace la regla fiscal propuesta por la Unidad. 
Eso asegurará que no estemos en unos pocos años enfrentados al mismo problema fiscal. 
Otras medidas: transformar el impuesto de ventas en el impuesto al valor agregado con una tasa igual a la actual y limitar condiciones que hoy producen un alto crecimiento o situaciones de privilegio en los salarios y pensiones.

Epsy Campbell
Candidata a la vicepresidencia
PAC

Hay que aprovechar este momento para negociar la solución

Sin dudas es un momento propicio para buscar una solución respecto al problema fiscal, ya existen propuestas, es cuestión de negociar entre los partidos.
Creo que en la actualidad, ver los proyectos de recorte y contención del gasto es prioritario, y eso abriría más las negociaciones para ver lo de los impuestos, pensiones y pluses salariales hay que verlos.
Estoy de acuerdo con el salario único, respetando los derechos adquiridos, o también viendo esquemas que tengan que ver con la eficiencia y eficacia de las labores para así poder tener los pluses.
Creo que la negociación del IVA se tiene que dar, lo de la tasa será algo que se tendrá que discutir, estoy de acuerdo con que debe aumentar, no sé si a un 14% o 15%, pero por lo menos empezar con el 13% y luego aumentarlo de forma paulatina.

Édgar Ayales
Candidato a la vicepresidencia
PLN

Es momento propicio para llegar a un acuerdo cuanto antes

La coyuntura de que haya varios partidos con la idea de que pueden ganar las elecciones es buena, tres o cuatro creen que pueden ganar, ya sea en primera o segunda rondo, eso hace propicio para llegar a algún acuerdo cuanto antes, ojalá antes de las elecciones, de manera que el próximo gobierno no tenga que empezar y desgastarse a crear este consenso.
Nosotros creemos que un ajuste fiscal importante debe ser de un monto de alrededor de 3% del PIB para que el próximo gobierno de nuevo no tenga que presentar otras reformas a los ingresos y gastos, sino que se pueda poner a gobernar.
En las circunstancias actuales del proceso electoral, lo ideal puede ser diferente, el común denominador sería que esos cuatro o tres partidos con posibilidades de gobernar, estén dispuestos a adelantar la solución del problema, más el gobierno pueda llegar a un acuerdo.
Hoy es muy difícil saber, cuanto puede generar un acuerdo, si me ponen a escoger entre no hacer nada y un segundo mejor resultado debajo de 3% del PIB, prefiero eso, ya que se avanza.
Estoy de acuerdo con el salario único, pero claro que sería para trabajadores nuevos, no se pueden tocar derechos adquiridos, los que ya están en un régimen salarial, no se pueden tocar, eso no es negociable.

 


Ver comentarios