Foto 1
Enviar

La unión entre la tecnología y las finanzas ha creado el fintech, una tendencia que desde esta década está cambiando la forma de hacer intermediación y desintermediación financiera por el mundo.
Bill Gates, cofundador de Microsoft ya lo dijo en su momento: “los servicios financieros siempre serán necesarios, pero no necesariamente los bancos”, aunque esto jamás significa el fin de la banca, pero sí un complemento de ella.
Las nuevas plataformas transaccionales de los bancos, sus aplicaciones y mejores accesos para los clientes tienen que ver con la tecnología, pero no necesariamente con el fintech.
Las dos modalidades que se usan más en el mundo son el Peer to Peer (P2P), que son plataformas de créditos entre ahorrantes y personas que necesitan de un crédito, y el crowdfunding, donde existe un financiamiento colaborativo para un proyecto e incluso se dan donaciones.
Los préstamos entre personas tienen un potencial enorme en Latinoamérica. La banca tradicional aún no ha desarrollado procesos ni mecanismos para hacer las transacciones más rápidas y fluidas en el mundo online y eso es una oportunidad. La falta de alternativas de inversión y el constante pedido de créditos más accesibles nos indican el tamaño de la oportunidad.
En nuestro país ya hay empresas que se encargan de hacer P2P, lo toman con descuento de facturas, créditos directos o ingeniería de datos.
También ya desde hace varios años escuchamos hablar sobre el bitcóin o el ether, entre otras monedas digitales, incluso ya en nuestro país ha existido la iniciativa de colocar un cajero automático de estas criptomonedas.

Fintech en el mundo y Costa Rica

Esta nueva palabra surge de la combinación de “finance” y “technology”, y se traduce en el uso de la tecnología para dar servicios o crear productos innovadores que no estén correlacionadas con una entidad financiera directamente.
El fintech tiene dos modalidades que son las que más se han usado en los últimos años en el mundo.
La primera es el P2P o “entre iguales”, que es una plataforma digital en la que se negocia un crédito directo entre individuos, donde uno necesita dinero y otro puede prestarlo y todo queda ejecutado en la plataforma.
El ahorrante (prestatario) tiene dinero ahorrado en la plataforma y de esta forma está abierto a convertirse en acreedor para ganar más intereses.
En el mundo el líder es Lending Club (www.lendingclub.com), compañía creada en 2006 y con oficinas en San Francisco, California, que había movido cerca de $16 mil millones a 2015.
La primera empresa latinoamericana fue Afluenta (www.afluenta.com), empresa argentina, con más de 10 mil créditos otorgados, que incluso enlaza con varias otras en todas partes del mundo.
En Costa Rica, el negocio apenas crece, una empresa promueve el P2P, Club de Préstamos (www.clubdeprestamos.cr).
El otro sistema es el crowdfunding, este es un financiamiento colaborativo de personas, para proyectos, incluso en muchas ocasiones se puede convertir en donaciones o créditos no reembolsables.
Los que colaboran con el proyecto buscan a cambio alguna recompensa no financiera o precompra de productos y otras.
Incluso, el cineasta costarricense Hernán Jiménez, utilizó la plataforma internacional Kickstarter para buscar fondeo para la posproducción de la película “El Regreso” en 2011.
Las dos plataformas que más se usan para este financiamiento colaborativo en el mundo son Gofundme e Indiegogo. En nuestro país Masterzon está emprendiendo desde el año pasado.
Según Forbes.com, el mercado de crowdfunding pasó de $880 millones en 2010 a $34 mil millones en 2015; lo cual representó un volumen superior a todo el sector de financiamiento de capital en Estados Unidos.
El movimiento fintech se inició hace una década en Inglaterra, extendiéndose rápidamente al resto de Europa, y más recientemente en México y algunos países de Suramérica.

¿La banca muere con el fintech?

Las empresas fintech no buscan convertirse en bancos, sino crear modelos innovadores que generen un valor agregado a los consumidores, que demandan reducción en los tiempos de atención, menores costos y accesibilidad inmediata.
La banca tradicional continuará, pero debe empezar a amoldarse a la eficiencia de la digitalización de los trámites para competir.
El modernizar sus páginas transaccionales o aplicaciones móviles es solo una pequeña parte de la tecnología en las finanzas, pero sin duda algo necesario.
Incluso ya grandes bancos en especial norteamericanos como Citibank han invertido en comprar emprendimientos de fintech para complementar su oferta de servicios financieros.
En una publicación de la revista Fortune de junio pasado titulada “Acá está cómo Citigroup está enfrentado la revolución del fintech”, explica cómo este grupo financiero ha comprado varios emprendimientos e incluso creado una división completa para experimentar sobre este nicho de mercado.
¿Y en cuanto a la regulación de estas empresas? “Estos temas regulatorios son importantes y necesarios en el segmento de las empresas fintech, de hecho hay una tendencia que evoluciona paralelamente que se llama regtech (regulatory technology) que busca regular el desarrollo de este tipo de empresas. En nuestro caso, lo interesante es que no somos una fintech tradicional, pues además de desarrollar tecnología, somos miembros principales de Visa y MasterCard, lo que nos permite experimentar en nuestro propio laboratorio cosas que otras fintech no pueden hacer”, indicó Mario Hernández, presidente y gerente de Impesa, dueños de Monibyte.

Criptomonedas no desplazarán pronto al colón

Cualquiera puede obtener una criptomoneda, ya sea un bitcóin o un ether, que son las dos más conocidas.
Es cuestión de entrar en páginas transaccionales de estas monedas digitales y empezar a hacer la transacción.
En nuestro país, cualquiera podría utilizar esto como medio de pago, siempre y cuando la contraparte lo acepte, pero en caso de disputa, no habría forma de hacer un reclamo legal, ya que estas monedas digitales no son reconocidas por el Banco Central.
La autoridad monetaria mandó un mensaje la semana pasada indicando “sobre los riesgos asociados a su adquisición con la intención de usarlas, ya sea como ahorro financiero o como medio de pago en Costa Rica”.
Explicó que el “bitcóin y otras criptomonedas similares no cuentan con el respaldo del Banco Central. De igual manera, al no ser emitidas por un banco central extranjero no pueden ser consideradas como moneda o divisa bajo el régimen cambiario”.
Señalaron que su efectividad no puede estar garantizada, ni puede obligarse a nadie a aceptarlas como método de pago en una transacción.
Cualquier operación realizada con estas monedas en el país, sería “bajo su propia cuenta y riesgo”.
Para los especialistas lo valioso realmente es la tecnología que está detrás del “blockchain” y el “ethereum” que permite una gran cantidad de usos y aplicaciones que va a revolucionar muchas industrias, no solo la financiera.
Una de las cosas positivas de cuando se regule la moneda digital, es que ayudará a la eficiencia y costo, algo que el físico no hace.
Incluso, por eso las mismas entidades financieras promueven el uso de la tarjera de débito o crédito, las transferencias electrónicas o el uso de las aplicaciones móviles, en lugar del uso del efectivo.

Páginas de fintech mundiales

Estas son las páginas que más mueven el fintech en el mundo.

En Costa Rica

Estos son emprendimientos nacionales que ya mueven el fintech en nuestro país

Acciones del fintech en Costa Rica

Varios empresarios que incursionan en el mundo tecnológico de las finanzas nos dan sus apreciaciones sobre lo que viene y lo que será de esta industria en el país.

Mario Hernández
Presidente
Impesa

Existe una gran cantidad de sectores en los que las empresas fintech han incursionado, algunos ejemplos son: los pagos persona a persona, seguros, transferencias, bancos virtuales.
Cada uno de estos sectores avanza conforme a la madurez del mercado en el que se trabaja.
En Costa Rica, la bancarización es bien alta, por lo que, en mi opinión, los temas que más rápidamente se desarrollaran son los medios de pago y los seguros.
Existe un gran potencial de desarrollar herramientas tecnológicas para instituciones financieras que requieren ventajas competitivas y salir al mercado con productos innovadores.
Con Monibyte ya estamos operando en siete países cubriendo todo Centroamérica y República Dominicana. Estamos en proceso de ser “technologypartner” de Visa, MasterCard, y otras empresas líderes en el sector financiero que nos han visto como un elemento diferenciador.
Además de Monibyte, que fue el producto con el que nacimos, tenemos dos productos ganadores: Layla, una plataforma de agentes inteligentes y Brainert, una herramienta de businessintelligence y analitics.
Además, tenemos negociaciones con varios bancos en México, Colombia, Perú, Ecuador, Chile y Estados Unidos.

Sergio Chaverri
Director Regional de Marketing
Gosocket Corporation

El sector se ha venido estructurando de forma paulatina. Ya en Costa Rica hay una asociación de empresas fintech.
Respecto a la supervisión, sin duda es importante siempre y cuando sea consecuente con la evolución tecnológica que las fintech proponen. Se tienen que buscar los mecanismos para que se pueda supervisar, sin frenar el avance.
En primera instancia serían los de pagos electrónicos y financiamiento electrónico. Esto debido a que son los que se pueden dar de una forma más natural para las empresas o potenciales usuarios.
Además, tienen un impacto más a corto plazo, lo que genera credibilidad en la industria. Hay una segunda categoría que serían las criptomonedas, pero para verdaderamente masificar se requiere mayor aceptación “en el mundo físico".
El futuro está en la descentralización de la información, que es la propuesta de valor del blockchain, la base sobre la que se desarrollan las criptomonedas.
Nosotros estamos participando en un consorcio, donde varios participantes estamos impulsando el uso de blockchain para el registro de cesión de facturas. Esta es una iniciativa que nace enteramente en América Latina y que pronto podría llegar al país. Creo que apenas estamos viendo la punta del iceberg, porque lo más interesante está por venir.

Fernando Altman
Gerente
Club de Préstamos

Nuestra plataforma es 100% digital, trabajamos con el sistema P2P que nació en Inglaterra hace más de diez años, y nace con la idea de personas que tienen recursos, pero no quieren colocarlos en la banca tradicional, y por las necesidades de otras personas de conseguir un crédito de forma expedita.
El Club nace sobre la necesidad de tener otras opciones donde invertir y tener soluciones más razonables y atractivas para el mercado, respecto a tasas, eficiencia y disponibilidad.
Nosotros somos un punto de encuentro, no somos recaudadores de fondos, lo que hacemos es crear un perfil de riesgo “credit score” a quien está solicitando el dinero y con esto hacemos una oferta a los inversionistas que quieran ingresar al club.
Acá las personas ven una tasa de interés que suena atractiva dependiendo de su aversión al riesgo, nosotros hacemos la conexión, con el consentimiento, se firma el pagaré —en el corto plazo lo haremos con Firma Digital— y listo.
Por el momento estamos dando la opción de los créditos a corto plazo hasta 12 meses o a mediano a 36 meses.
Creemos en la educación financiera, así que si vemos que un solicitante pide un crédito que no puede pagar, nosotros le ajustamos el plazo y el monto, creemos que si una persona al pedir tiene que pagar una cuota de más del 25% de sus ingresos es riesgoso.

Ernesto Leal
Gerente
KuikiCredit

La empresa nace en el país desde 2014, realmente nace donde la tecnología y el financiamiento convergen, facilitamos transacciones entre compradores y vendedores en un mundo que está cada vez más conectado.
Hemos desarrollado y operamos herramientas modernas de propiedad intelectual propia de la compañía, entre ellas están las soluciones de aprendizaje automático o machine learning, con esto aprobamos crédito y facilitamos transacciones de consumo en segundos.
El análisis dura cerca de cuatro segundos, esto no significa que no hacemos un proceso posterior más riguroso de análisis; de hecho, hemos dado conferencia de lavado de dinero y financiamiento digital por la eficiencia de estas herramientas, el análisis es más integral para el cliente, ya que vemos su capacidad de pago, moral, preferencias.
El cliente se lleva una línea aprobada y la forma de utilizarla es directamente desde el celular, mediante un préstamo revolutivo, por medio de una tokenización se realizan las transacciones.

Priscila Pacheco
Directora de Desarrollo de Negocios
Aldesa

Las nuevas tecnologías están revolucionando la industria a nivel mundial y van a seguir cambiando la forma en que las personas interactúan con su institución financiera, así como ha ocurrido con otras industrias de consumo masivo y de transporte, por ejemplo. 
Fintech no se trata únicamente de las criptomonedas, es un concepto mucho más amplio.
Nosotros en Aldesa estamos convencidos que para mantenernos relevantes en el mercado debemos llevar nuestras soluciones hacia una plataforma digital, en la cual nuestros clientes puedan resolver sus necesidades de una forma ágil y segura.  Apostamos a ofrecer una experiencia digital sin fricciones, donde los clientes desde su celular puedan realizar sus transacciones.
En Costa Rica la regulación en el sector financiero se está ajustando paulatinamente a la era digital, pero falta mucho, es muy importante que se avance en conjunto en este cambio.

Entrevista con Driss Temsamani, especialista de Citi

"Fintech es el hot topic"

¿Cómo se mueve el Fintech hoy y la importancia para Citi?

El Fintech es algo que se discute hoy en todo momento en el mundo financiero, y tiene que verse en diferentes categorías.
La primera tiene que ver con los bancos multinacionales, adaptarse a estas herramientas, mejorar todo lo que tiene que ver con los pagos, regulaciones, conocer bien a su mercado.
Así un banco digital que es algo que arrancó a inicios de este milenio, el desarrollo del Internet ayudó a que las entidades financieras buscaran el desarrollo de la banca electrónica, soluciones móviles, así que la transformación digital tiene ya cerca de 20 años.
En los últimos tres años ha nacido una nueva economía, conocida como Compartida. Eso genera una nueva tendencia sobre modelos de negocios, basados en la información, los datos, todo este tipo de plataformas (Uber, Facebook, Amazon) que viven y operan en un mundo digital.
En el banco hoy para alinearse con este tipo de empresas, debe crear soluciones digitales que sólo no podría hacerlo, por esto buscamos alianzas para crear un partnership con el Fintech.
Hay bancos que ven las Fintech como competidores, nosotros en Citi las vemos como partners que nos acompañan para poder ofrecer soluciones digitales a nuestros clientes y estar siempre en el momento de todos los cambios que se dan en el mundo.
Las soluciones financieras tienen que ir de la mano con la tecnología, hoy los teléfonos móviles tienen tantas funcionalidades y cada día se modernizan, así tiene que ser la oferta de colocar productos bancarios.
Otra tendencia tiene que ver con el uso del efectivo, ya que ayuda a bancarizar a muchas personas, pasar de dinero a uno que sea una billetera electrónica. En Citi tenemos varias Fintech que van a empezar a moverse en Latinoamérica

¿Qué hace Citi con el Fintech?

Nuestra plataforma se llama Citi Connect, es global, acá es donde todo se conecta, así el individuo puede ingresar acá y conocer todos los valores que se tiene, cargar dinero a la billetera virtual.
Esta es una generación diferente, hoy todo se hace con el celular, es el punto central de la vida, nosotros acompañamos a estas empresas digitales por esta plataforma, y así mejorar el uso del dinero.
Estas nuevas empresas que nacen vienen a capturar un flujo, estas empresas al capturar deben depositar ese dinero en un banco -esa es la parte que está como escondida-, así por ejemplo muchas de las grandes empresas tienen un cuenta con Citi.
Para nosotros es una curva de madurez, ellos son nuestros clientes.

¿Y sobre las criptomonedas, que sucederá?

El concepto de una moneda se entiende porque tiene un valor, así puede usarla para hacer transacciones, comprar y vender, así que mientras tenga un flujo y exista comercio para dicha moneda funciona.
Entonces la discusión de si una moneda de blockchain o ethereum crecerá conforme tenga mayor valor.
Acá lo que hay que ponerle atención y es fundamental es la red, ver como el Blockchain se mueve, la discusión tiene que ponerse sobre lo que esto puede dar a las soluciones financieras, a la banca, cómo se debe ver el tema de regulación.
Luego de todo eso, ya se puede discutir cuál será la moneda que se utilice, hoy existen muchas criptomonedas, el bitcóin es la más conocida.
Es un tema de tiempo y de ajustar la tecnología con los estándares de regulación, luego darle ese valor a la moneda, cuando se pueda comprar con esos dineros, será más fácil aplicarlo y que las personas lo utilicen.

 


 

Ver comentarios