Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


La era Fintech

| Lunes 27 febrero, 2017


La era Fintech

Rafael Villalobos
Director financiero
Mazterzon.com

Hace apenas una década se lanzó el primer teléfono inteligente y con ello se aceleró el desarrollo tecnológico de aplicaciones para dispositivos móviles que facilitan la realización de actividades cotidianas, como llegar a una dirección en el menor tiempo posible, revisar el correo personal o simplemente escuchar música en línea.
Los avances tecnológicos están transformando tanto el estilo de vida de las personas, como la forma tradicional de hacer negocios, creando un mundo en el que las fronteras no existen.
La ruptura de paradigmas en el campo financiero se está desarrollando de forma tan abrupta, que ha dicho fenómeno se le ha identificado como disrupción.
Al frente de esta disrupción se encuentran las denominadas empresas Fintech, cuyo concepto va más allá del uso de la tecnología en servicios financieros, sino que implica la interacción entre participantes de forma directa y con transparencia.
El éxito de estas empresas, obedece al diseño de servicios totalmente enfocados en las necesidades del consumidor, de tal modo que factores como el acceso permanente y desde cualquier dispositivo, así como el ahorro en tiempo y recursos, son elementos que se incorporan en todo servicio Fintech.
De acuerdo con el primer informe World Fintech Reporte (WFTR) elaborado por Capgemini y LinkedIn, actualmente, la mitad de los clientes de banca de todo el mundo, utilizan alguna empresa Fintech para acceder a servicios como medios de pago, préstamos, factoreo o seguros.
Actualmente la tecnología permite romper barreras y poner en contacto directo a los actores del mercado financiero, para que acuerden por sí mismos sus condiciones a través de una plataforma; es de esta forma que las Fintech facilitan que se logren múltiples coincidencias en los objetivos, como por ejemplo el plazo, el rendimiento y el monto de una operación de financiamiento.
Al igual que los dispositivos móviles, los servicios Fintech se encuentran al alcance de todas las personas, propiciando una mayor inclusión financiera especialmente por parte de pequeños participantes que en el pasado eran excluidos de muchos servicios financieros.
Para que un servicio se considere verdaderamente Fintech y tenga éxito, debe tener incorporado un espíritu de innovación para cooperar en la superación de personas y empresas.

Fintec y banca
¿Qué tipo de empresa es una Fintech? ¿Es una empresa financiera, una empresa de tecnología o será un banco?
Realmente, no hay una regla que defina estrictamente qué requisitos debe tener una empresa para que se considere una Fintech; sin embargo, los emprendimientos más exitosos en esta materia, se han destacado por ser independientes de grupos financieros y contar con un capital humano que combina los conocimientos de expertos en tecnología, con los de personal especializado en cada uno de los servicios brindados.
Las empresas Fintech no buscan convertirse en bancos, sino crear modelos innovadores que generen un valor agregado a los consumidores, que demandan reducción en los tiempos de atención, menores costos y accesibilidad inmediata.
Los bancos tradicionales no están excluidos de esta tendencia mundial, pero deben comprender que las nuevas generaciones de consumidores, no solo quieren mayor agilidad, sino que muchos de ellos quieren incluso ser participantes del negocio bancario.
Actualmente, los análisis de los clientes también están siendo cuestionados, de tal forma que surgen nuevas herramientas de análisis crediticios, donde se evalúan con más peso resultados cualitativos, por ejemplo, por medio de cuestionarios, los cuales han demostrado ser más efectivos para medir el compromiso de pago, que los tradicionales análisis crediticios.
Gigantes mundiales como Apple o Google, con miles de millones de dólares en disponibilidades de efectivo, con grandes fortalezas tecnológicas y con experiencia en servicios de medios de pago; podrían ver oportunidad de incursionar más a fondo en los negocios tradicionalmente bancarios.
Ante esta disrupción, la reacción estratégica de grandes bancos europeos y norteamericanos ha sido adquirir empresas Fintech, así como invertir en start ups que complementen su oferta de servicios financieros. De hecho, bancos como el Bank of America y Citibank, han comenzado a interesarse más en el Blockchain, la red distribuida que se ha convertido en la nueva súper nube de las transacciones financieras.

Tendencia Fintech
Como grandes referencias de esta industria se encuentran los servicios de P2P lending y crowdfunding.
La empresa líder en lending es LendingClub.com, que facilitó $8,400 millones en préstamos en el año 2015.
El P2P (peer to peer) es el préstamo directo entre individuos privados que actúan como acreedores para otros individuos.
El crowdfunding es el financiamiento colaborativo de personas, para proyectos, incluso en la forma de donaciones. Según Forbes.com, el mercado de crowdfunding, pasó de $880 millones en 2010 a $34,000 millones en 2015; lo cual representó un volumen superior a todo el sector de financiamiento de capital en Estados Unidos.
El movimiento Fintech inició hace una década en Inglaterra, extendiéndose rápidamente al resto de Europa, Norteamérica y más recientemente en México y algunos países de Sur América.
Aunque con mucho rezago, en Costa Rica ya operan firmas Fintech enfocadas en Factoring, Medios de Pago y Minería de Datos.
Como es esperado, en algún momento surgirá la sana discusión del marco regulatorio, la cual deberá abordarse con una visión a futuro y no solamente de la situación actual, de modo que al igual que el caso de otros países, se procure un marco normalizador de un negocio de alcance regional y no un obstáculo de una tendencia que es una realidad irreversible.