Bancos nacionales cierran puerta a bitcóin
“Este mecanismo puede ser una gran oportunidad o una amenaza para los bancos, depende de cómo lo aborden”, comentó Gabriel García, consultor de Seguridad Financiera de PwC. Gerson Vargas/La República
Enviar

Los bancos nacionales cierran la puerta al uso de monedas digitales, también conocidas como criptomonedas, debido a que no cuentan con el respaldo de una autoridad internacional que certifique sus transacciones, depósitos o pagos.

El elevado nivel de riesgo que tienen para las operaciones es el principal motivo por el cual las autoridades descartan la aplicación de esta tecnología financiera, al menos hasta que se cree una normativa para regularla.

El bitcóin es la más conocida de estas divisas; sin embargo, no puede considerarse legalmente como moneda, porque no gozan del respaldo estatal.

Su uso como medio de pago en la economía nacional no se puede garantizar ni se puede obligar a comercios o personas físicas a aceptarlas en operaciones de bienes y servicios.

“El Banco Central no regula ni supervisa el desempeño de las criptomonedas como método de pago, e incluso tienen prohibición para ingresar al Sistema de Pagos Electrónicos (SINPE)”, comentó Carlos Melegatti, director de la División de Pagos de esa entidad.

Si bien estos activos son relativamente nuevos en el mercado nacional, en el extranjero tienen mucha demanda, donde su valor aproximado es de $4.600 por unidad.

Las criptomonedas forman parte de un concepto más amplio denominado fintech, el cual corresponde a la tecnología aplicada a la banca y en el que se incluyen transacciones en línea, transferencias electrónicas y el pago sin contacto (contactless).

“En general las criptodivisas pueden ser una oportunidad para bancos y clientes debido a sus beneficios, no obstante, aún falta que las entidades financieras investiguen a fondo esas bondades para sacarles provecho”, aportó Gabriel García, consultor de Seguridad Financiera de PwC.

Las ventajas de utilizar las monedas digitales son varias, por ejemplo: no se requiere un tercero para completar una transacción, además son completamente electrónicas, así se evitan desplazamientos hasta las sucursales bancarias.

No obstante, el riesgo radica en que los movimientos son anónimos, es decir, no se registra la identidad de los clientes, lo que conlleva altas posibilidades de estafas, usurpación de datos y desvío de activos, entre otras amenazas.

“A pesar de que comúnmente las criptomonedas se asocian con actividades ilegales, se encuentran en un rally de crecimiento provocado por factores importantes, por ejemplo: hace poco en Japón se reconoció como moneda legal para negocios minoristas y creemos que otras economías importantes seguirán su paso”, comentó Adriana Rodríguez, economista de Scotiabank.

De momento y mientras se aclara el panorama alrededor de las monedas digitales, los bancos pueden blindar su seguridad utilizando el sistema blockchain, que consiste en un registro de las transacciones realizadas con estas divisas.

Para un atacante virtual sería prácticamente imposible alterar cualquier operación hecha con este modelo, ya que cada movimiento tiene un código cifrado que no se puede rastrear.

“No tenemos conocimiento de que algún banco en el país esté negociando con bitcoines u otra moneda digital; cada uno debe analizar las oportunidades y amenazas que implica esta tecnología para sus operaciones”, comentó Anabelle Ortega, directora de la Cámara de Bancos. 

Sobre las criptodivisas

Este término se puede entender como “activos ocultos” y se empezó a hablar de ellos en 2009. Estos son algunos datos sobre las criptodivisas:

  • ¿Qué son?: Un tipo de moneda virtual con la que se pueden hacer transacciones
     
  • ¿Cuál es su uso más común?:  Pago de bienes, servicios, remesas o donaciones
     
  • ¿Beneficios?: Transacciones más ágiles, no tiene límites de uso, ahorra tiempo
     
  • ¿Desventajas?:  Nivel de riesgo alto, anonimato de usuarios, poco control internacional
     
  • ¿Valor en el mercado?: Aproximadamente $4.600 por unidad
Ver comentarios