Foto 1
Jay Collins, vicepresidente de Banca Corporativa y de Inversión en Citigroup,Inc, Cortesía/La República
Enviar

La aplicación de la tecnología para resolver problemas o facilitar nuestras vidas no se escapa del mundo de las finanzas.
Costa Rica es un país que a los ojos de muchos desarrolladores está cerca de convertirse en un nicho para crear nuevos dispositivos electrónicos, aplicaciones, software en general y eso es parte de lo que Citi ve, por lo que está comprometido en impulsar al país en este campo.
Por esto tuvimos una entrevista exclusiva con Jay Collins, vicepresidente de Banca Corporativa y de Inversión en Citigroup,Inc, que visitó nuestro país para movilizar oportunidades de negocios de esta y otra índole.

¿Qué busca Citi moviendo el mundo del Fintech?

Hemos combinado todo el trabajo que Citi global está haciendo en cuanto al Fintech, y uno de nuestros objetivos es atacar la corrupción, por esto lanzamos una iniciativa tecnológica para combatir la corrupción en los gobiernos.
Por medio de “crowdsourcing” (modelo en el que se pide la opinión de terceros frente a algún tema en particular o el desarrollo de una tarea específica, para llegar a resolver un problema) y con ideas de organizaciones como el FMI, Banco Mundial y las Naciones Unidas, se puede tomar una idea de desarrollo sostenible y así salir, obtener que Citi Group, MasterCard, IBM, Microsoft, tomen esta oportunidad y pongan millones de dólares para impulsar la iniciativa.
La metodología es reproducible y tenemos un millar de empresas ya registradas, hemos elegido a 200 para acelerar todas la relacionadas con el Internet de las Cosas.
Luego queremos hacer una demostración en seis países alrededor del mundo (de esta región se eligió a México y Argentina) para presentar las mejores ideas, y por último seleccionaremos a los ganadores.
Vamos a tener en Washington una sesión con el FMI, donde se anunciarán probablemente 30 diferentes premios a las mejores empresas de tecnología, y para un gobierno como el de Costa Rica habrá lecciones muy aplicables para aprender de esta tecnología de Cadena de Bloque que se está utilizando, así como la inteligencia artificial para resolver algunos de los mayores problemas del gobierno que ayudan a conseguir esa corrupción, lo cual es una gran prioridad para este gobierno para combatir la corrupción y por eso queremos apoyarla.

Suena bien, ¿ayudará no solo a atacar la corrupción, sino a ser más eficientes en los gobiernos?

Esas soluciones también traen enormes eficiencias, así que tome como ejemplo el proceso de adquisición; cuando usted entra y usted trabaja para una gestión, grandes soluciones de datos en torno a tomar el papel y los procesos manuales de él y poner el aprendizaje de la máquina detrás de él y administrar el trabajo, eso le dará flujo al proceso de forma electrónica.
No solo tiene un montón de ahorro en los costos, sino que también puede ver cualquier tipo de anomalía en la integridad en los datos, ya que con los avances y los algoritmos que suelen definir la inteligencia artificial, se puede averiguar, se puede encontrar bastantes de las anomalías donde se encuentra la corrupción, es como encontrar una vacuna a una enfermedad.
Así que lo bueno de esta iniciativa es que hemos acordado con estos aliados estratégicos como IBM, Microsoft y MasterCard, que a partir de octubre cuando anunciemos los premios y escogiendo las mejores empresas, haremos la demostración a los gobiernos de todo el mundo, así ellos nos dirán cuáles son los “puntos de dolor”, dónde les duele, para nosotros demostrar que aquí están las tecnologías disponibles, y aquí están los ejemplos de las empresas que han ganado este proceso y las soluciones tecnológicas, que lo que harán es básicamente ayudar a un gobierno como el de Costa Rica. Por ello, dentro del ADN de CITI, está el poder de ser global y poder tomar las mejores prácticas, para traerlas a Costa Rica y decir “aquí lo hemos visto, con los mejores y los más brillantes”.

¿Cómo lo tomaron nuestras autoridades al presentarles la idea?

Positivamente en términos de todo lo que está haciendo Citi a nivel local. Costa Rica está muy abierta a nuestra ayuda y a tomar las mejores ideas, como ya lo hemos hecho en el financiamiento de infraestructura, que es tan crítica aquí, también trayendo las mejores tecnologías financieras o cómo se pueden usar bonos y el mercado financiero para financiar infraestructuras.
Incluso, lo que estamos haciendo en términos de las mejores prácticas detrás de los problemas relacionados con el manejo del lavado del dinero con las condiciones que han tenido con GAFI, estamos nosotros abiertos a cualquier cosa en la que podamos ayudar a Costa Rica.

¿Qué decirles a sus clientes respecto a esto?

El éxito de Citi con nuestros clientes es que nos gusta atender sus necesidades a fondo y nos gusta llamar a esto un asesor de confianza, que es algo que debemos trabajar todos los días, hay que ser diligente y siempre tenemos metas altas para lograr la voluntad de todos nuestros clientes.
Nosotros medimos todo esto, tenemos medida la frecuencia con que nuestros ejecutivos y especialistas llaman, para que el cliente sienta que lo acompañamos, si no puedes hacer nada bien entonces no puedes dar seguridad a los clientes.
Creo que uno de nuestros atributos es que tenemos 50 años de estar acá y has vivido el pasado, estás en el presente del país y entiendes lo que se necesita a fondo.
Hemos estado aquí, entendemos la dinámica del país, y creemos que no solo nos ven como un instrumento para traer una nueva entrada en los mercados internacionales de capital o el espacio para crear nueva infraestructura, pero también el sentimiento y la comprensión de que, ningún otro banco aporta tanto a la mesa, ya que somos el único banco internacional aquí, y que es un enorme valor añadido para que las autoridades tomen las decisiones del país, aquí estamos y seguiremos estando para ayudar a Costa Rica a crecer.
En tiempos en los que la única certeza es el cambio, la industria financiera no escapa a esa tendencia. El avance tecnológico equiparó la oferta, llevando a los bancos a convertirse en un commodity; tanto los productos ofrecidos como las tasas que se cobran van camino a la estandarización. En este contexto, el desafío para las entidades tradicionales radica en adaptar su modelo de negocio a las nuevas necesidades que plantean sus clientes, permaneciendo a la vanguardia en cuanto a aplicaciones y funcionalidades operativas, sin perder la calidad y excelencia ni resignar los altos estándares de seguridad que la normativa les exige.
En función de esta tendencia, en 2015 Citi creó Citi Fintech, una unidad que lidera el diseño y despliegue de iniciativas de innovación de alto impacto que impulsan la transformación de Citi a un negocio digital.

¿Quién es?

Jay Collins ha desempeñado la mayoría de su carrera alrededor de gestión con gobiernos.

  • Actualmente cubre la gestión de diversos y complejos gobiernos como el de Estados Unidos y Grecia, así como gobiernos en mercados emergentes como Filipinas y Brasil.
  • Tiene a cargo la responsabilidad de impulsar el contenido, la innovación y las soluciones reproducibles a través de la base de clientes soberanos, supranacionales y locales de Citi.
  • Ha asesorado a 46 gobiernos diferentes sobre privatizaciones, gestión de pasivos y soluciones de financiación, derivados y servicios de banca electrónica, incluidas las finanzas móviles y las soluciones de tarjetas.

 

Ver comentarios