Logo La República

Martes, 22 de octubre de 2019



NACIONALES


Alerta sanitaria debe ponerse en ejecución, según Defensoría

Herbicidas afectarían salud de ciudadanos en zonas urbanas

El glifosato y el paraquat se usan para dar mantenimiento a zonas verdes de parques

Jeffry Garza [email protected] | Martes 10 septiembre, 2019

Daniel Salas, ministro de Salud
“Estamos realizando los esfuerzos necesarios para ejecutar el oficio de la Defensoría en relación con los herbicidas glifosato y paraquat”, dijo Daniel Salas, ministro de Salud. Elaboración propia/La República


El uso de herbicidas en áreas urbanas o no agrícolas es una práctica común por parte de empresas e instituciones públicas, a pesar de que la ley lo prohíbe, según una denuncia hecha por la Defensoría de los Habitantes.

Emitir una alerta sanitaria para frenar esta práctica es la demanda que hace Catalina Crespo, como jerarca de la Defensoría, al Ministerio de Salud.

Lea más: Alerta sanitaria para herbicidas solicita la Defensoría de los Habitantes

El glifosato y el paraquat, normalmente empleados en el mantenimiento de zonas verdes de parques y algunas edificaciones, son los herbicidas más utilizados en zonas urbanas, sin importar el alto riesgo para la salud.

“Los herbicidas son las sustancias a las que estamos más ampliamente expuestos los ciudadanos en áreas urbanas o no agrícolas, dado que sus aplicaciones se hacen al aire libre en lugares muy concurridos”, explicó Jaime García, integrante de la Red de Coordinación en Biodiversidad, y quien presentó la queja ante la Defensoría.

Aumento de la presión sanguínea, irritación ocular, náuseas y mareos son algunos de los síntomas más comunes.

La normativa actual establece que las fumigaciones aéreas deben hacerse al menos a 100 metros de los centros de población, escuelas y Ebais.

En tanto, el Gobierno impulsa que se reduzca esa zona de amortiguamiento a 30 metros por medio de un decreto, a la vez que promueve una política para regular y restringir el uso del glifosato en zonas no agrícolas.

Su justificación es que los avances tecnológicos han minimizado el impacto de la aspersión aérea, técnica utilizada en los cultivos de banano y piña.

El mes anterior, en Florencia de San Carlos, más de 20 individuos de la Escuela La Ceiba, entre estudiantes y personal, fueron presuntamente intoxicados con un agroquímico rociado por una empresa piñera.

Lea más: "No más fumigaciones cerca de escuelas", claman los ambientalistas

Incluso, José María Villalta, diputado del Frente Amplio, dirigió un oficio a Daniel Salas, ministro de Salud, para solicitar una investigación contra la empresa piñera Cítricos Bella Vista, acusada por este caso.

En años anteriores, se han presentado casos similares tanto en la zona Norte como en el Caribe, donde abundan las plantaciones piñeras.

Más de un tercio de las importaciones de glifosato (37,1%) se utiliza en zonas no agrícolas, en las que no está permitido su uso, estima la investigación “Uso del herbicida glifosato en Costa Rica en el período 2007 a 2015”.

Por otra parte, en el 2013 se aplicaron más de medio millón de kilogramos de glifosato en zonas no agrícolas.


Efectos negativos de los herbicidas


Los síntomas de estar en contacto desprotegido con los herbicidas son los siguientes, según la organización Greenpeace:

  • Aumento de la presión sanguínea
  • Irritación ocular
  • Náuseas y mareos
  • Problemas respiratorios
  • Reacciones alérgicas
  • Vómito


NOTAS RELACIONADAS






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.