Logo La República

Jueves, 18 de julio de 2019



ÚLTIMA HORA


Avionetas fumigarían más cerca de escuelas y Ebais

Jeffry Garza [email protected] | Miércoles 26 junio, 2019 10:03 am

Una avioneta rocía herbicida
La fumigación con avionetas es común en zonas bananeras, piñeras y cultivos de caña de azúcar. Shutterstock/La República


Una modificación al reglamento de fumigaciones aéreas permitiría que estas se hagan a 30 metros de los centros de población, escuelas y Ebais, de acuerdo con una propuesta del Ministerio de Agricultura Ganadería.

La normativa actual es que estas deben hacerse al menos a 100 metros de los lugares mencionados.

Lea más: Glifosato desata conflicto entre productores y sociedad civil

Esta regresión ambiental y sanitaria lesionaría el derecho a la salud de las poblaciones ya afectadas por la exposición a agroquímicos de las plantaciones bananeras, arroceras y de caña de azúcar, expuso la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon)

“Este decreto no fue anunciado y pasó desapercibido en el periodo de consulta pública, por lo que goza de poca discusión pública y por tanto, impulsado de mala fe”, argumentó Henry Picado, presidente de la Fecon.

Al menos 12 escuelas en la zona de Matina, Limón, han registrado presencia de agentes químicos producto de la fumigación, según una investigación de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Entre los 18 plaguicidas encontrados en los salones escolares de Matina está el clorpirifos, un insecticida potente que la Unión Europea ha decidido prohibir por causar daños cerebrales, problemas de aprendizaje y en el sistema nervioso de niños y niñas.

La reducción de las áreas de amortiguamiento entre las plantaciones fumigadas y los centros de población provocará que se vean más impactadas las escuelas que ya están siendo fumigadas con venenos peligrosos, estimó Picado.

En centros educativos que guardaban una distancia de 100 metros tenían una afectación directa de la deriva provocada por la avioneta, mientras los centros de población a más de 1,5 kilómetros continuaban siendo impactados en una proporción menor, según la investigación de la UCR.

En la zonas productoras de caña de azúcar en Guanacaste se pueden ver avionetas fumigadoras rociando el herbicida glifosato, acción que incluso provocó que los vecinos de Bagaces interpusieran un recurso de amparo, que finalmente no fructificó.

Lea más: Defensoría de los Habitantes recomienda prohibir el glifosato

Por otra parte, en 2009 se encontraron restos de mancozeb en la orina de los niños en Talamanca, químico utilizado en las plantaciones bananeras y catalogado como un plaguicida altamente peligroso, según un estudio del Instituto Regional en Sustancias Tóxicas de la Universidad Nacional.


NOTAS RELACIONADAS