Logo La República

Domingo, 22 de septiembre de 2019



ÚLTIMA HORA


"No más fumigaciones cerca de escuelas", claman los ambientalistas

Jeffry Garza [email protected] | Lunes 26 agosto, 2019 12:03 pm

Una avioneta fumiga una plantación piñera
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


El pasado viernes, en Platanar de Florencia de San Carlos, 21 estudiantes, maestros e incluso el director la Escuela La Ceiba, fueron trasladados a centro médico local y al Hospital de San Carlos.

La piñera Bella Vista presuntamente fumigaba a eso de las 8 a.m. y el rocío de la máquina de fumigación alcanzó a la Escuela La Ceiba.

El agroquímico rociado por la empresa piñera se desconoce.

Las emergencias en escuelas fumigadas en Costa Rica no es un tema nuevo, por lo que la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon) hizo un llamado a parar esta práctica.

Lea más: Avionetas fumigarían más cerca de escuelas y Ebais

La expansión piñera ha invadido los alrededores de Escuelas, Ebais y centros de población, según Fecon.

“El MAG (Ministerio de Agricultura y Ganadería) y el SFE (Servicio Fitosanitario del Estado) saben del montón de denuncias; esto no es la primera vez y nunca atienen las denuncias y no toman medidas”, dijo Stela Solis, miembro de la Asociación de Desarrollo de Platanar.

Costa Rica no cuenta con reglamentaciones sobre las fumigaciones sobre centros de población, centro de educativos o de salud, y presuntamente, las autoridades han sido reacias a generar normativa al respecto.

Incluso el recientemente Manual de Buenas Prácticas Agrícolas de Piña, publicada por el SFE, no contiene normas sobre la cercanía que debe tener una plantación de terceros.

La Fecon, en enero de este año, propuso mediante oficio al MAG que una buena práctica agrícola sería retirar a las piñeras en un radio de 200 metros de cualquier centro de estudios, Ebais o centro de población.

Por otra parte, el Frente Nacional de Sectores Afectados por las Plantaciones Piñeras solicitó a los diputados de la Asamblea Legislativa crearan medidas para que las comunidades no sigan siendo fumigadas con plaguicidas y las piñeras.

Se calcula que un 25% de la aspersión de cualquier plaguicida en el campo da en el objetivo, el resto afecta directamente a otros organismos vivos hacia los cuales la aplicación no iba dirigida.

Lea más: Glifosato desata conflicto entre productores y sociedad civil

También cerca del 32% de los plaguicidas asperjados son retenidos por las plantas objetivo de la aplicación; un 49% se deposita en el suelo y un 19% viaja por el aire a otras áreas vecinas, según varios estudios.

Otra comunidad afectada es el Congo de Guácimo, en Limón, que está expuesta todos los días a la aplicación de agroquímicos a pocos metros de los centros de habitación.

Otro caso conocido fue el de la Escuela del Jobo de los Chiles en 2011, donde estudiantes estaban expuestos a los agrotóxicos diariamente debido a que la institución estaba rodeada por una plantación piñera.


NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.