Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Hacienda vs. Banco Central, todos perdemos

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 26 junio, 2017



La batalla por la forma de captar recursos y tener soluciones financieras empieza, y será más fuerte en el segundo semestre.

Por un lado, Hacienda se resiste a subir las tasas en colones por el impacto que eso tiene en el déficit de su deuda en moneda nacional y por esto capta más fuerte en dólares (menor proporción de la deuda).

Por otro lado, el Banco Central tiene la intención de subir las tasas de interés en colones para dar nuevamente un premio por invertir en colones.

Por esto ofrece mejores rendimientos a través de Central Directo, ocasionando una batalla por los recursos.

Aparte están las entidades financieras, que verán todavía más complicado captar recursos, al tener al Central y Hacienda detrás de los mismos, además de tener que lidiar con nuevos reglamentos.

Dependiendo de cuál de los dos objetivos predomine y sea el ganador, el efecto se vería en el tipo de cambio o en las tasas de interés, parece que los grandes perdedores somos todos.

Lea más: Mercado confundido por política cambiaria del Banco Central

Gana Hacienda y sigue colocando en dólares

Si Hacienda sigue resistiéndose a subir las tasas en colones y en sus subastas continúa ofreciendo títulos en dólares que los inversionistas continúen captando, haría que la tendencia actual por invertir en esa moneda extranjera continúe.

Con esto, lograría que la mayor proporción de su deuda no se encarezca (ver gráfico). En cuanto al tipo de cambio, habría que ver sí ellos son los que están vendiendo.

Hacienda ya tiene financiado todo el primer semestre, por eso no tiene prisa en ver las posibilidades de financiamiento actualmente, aun cuando sus subastas han sido bajas (solo se colocan los bonos de dólares).

Arrancar el segundo semestre en medio de un ambiente de aumento de tasas, no es una buena noticia para el manejo del déficit fiscal, pero habrá que esperar a finales de julio para ver el Plan de Colocación de deuda para el segundo semestre, el cual nos dará muchas respuestas de la idea que tienen Hacienda y el Banco Central de su forma de competir por las captaciones.

Es claro que para Hacienda estar captando solo en dólares no es sostenible, y es una medida transitoria.

Gana el Banco Central y suben las tasas en colones

Si gana el Banco Central, las tasas de interés en colones subirán, volviendo el premio de colones para invertir y dando otra vez una razón a los inversionistas para colonizar sus carteras.

Con esto el tipo de cambio se vería sin presiones al alza, y daría al Banco Central un instrumento para evitar las “volatilidades” que este no quiere ver en el mercado cambiario, manteniéndolo estable, seguramente cercano al actual de unos ¢570 por dólar.

Desde hace dos semanas que el Banco Central capta a través de Central Directo ofreciendo mayores tasas en colones, ya incluso algunos bancos movieron sus tasas de captación de 12 meses ajustándose a los cambios que se aproximan.

Por el momento, los inversionistas especulan que el alza de tasas puede ser mayor y por lo tanto no entregan sus recursos de forma considerable al Central, además que siguen participando en las subastas de Hacienda en dólares (ver recuadro de subastas).

Lea más: Churuco financiero se lo pasaron al déficit

¿Qué nos afecta más?

Todos nuestros problemas financieros existen por el déficit fiscal, así que mientras no exista una solución seguiremos viendo desajustes en la economía nacional o acciones de Hacienda y el Banco Central que en muchas ocasiones se contradicen o son cambiantes, ya que la maniobra financiera cada vez es menor.

De cualquier forma, los afectados somos todos los costarricenses, que deberemos pagar más por la deuda que financia al déficit (ver gráfico de Déficit vs. Deuda).

Si el tipo de cambio vuelve a subir, afectará la porción de deuda denominada en dólares del Gobierno central y al público lo afectará, principalmente a los no generadores de esa moneda que están endeudados principalmente por sus vivienda o vehículos.

Cerca de un 80% de la cartera de créditos en dólares de las entidades financieras se encuentra en manos de no generadores de esa divisa.

Por otro lado, si son las tasas de interés en colones las que suben, las nuevas colocaciones de deuda serían más caras o la porción de la deuda denominada en colones del Gobierno central en tasa variable o indexada a la básica subiría.

Para los consumidores, especialmente para aquellos nuevos deudores de créditos serían los que se verían perjudicados, ya que encontrarían un crédito más caro, así como aquellos deudores que ya se encuentran en su periodo de tasa variable, principalmente en préstamos hipotecarios o de vehículos.

 

No hay mucho margen de acción

Varios expertos aseguran que conforme pasa el tiempo sin solución fiscal, las acciones serían cada vez menores para poder lograr estabilidad financiera en el país.

Eduardo Lizano
Expresidente
Banco Central

Por el momento ganan los dos

Por el momento creo que ganan los dos, ya que por el momento Hacienda sigue financiando su déficit sin necesidad de presionar las tasas de interés, y el Banco Central ya está haciendo que el mercado reacciones hacia captar en colones, pero hay que esperar para ver un ganador.
Me parece que hace bien el Banco Central, reactivando Central Directo, es una manera en la cual el BCCR afecta directamente las tasas de interés en colones, ya que la otra medida que se tomó de ir subiendo la Tasa de Política Monetaria es muy lenta, incluso tal vez ni se llega a reflejar en la curva de rendimientos, ya que no se trata de captaciones de a menos de horas como antes.
Por otro lado, si el Gobierno se está financiando en dólares, el tema es de dónde están saliendo estos, si son que los mismos vienen del extranjero, de ser así no habría puja entre los dos, porque eso significa que aumenta la oferta de dólares.
Por esto es que es necesario saber de dónde vienen esos dólares, lo interesante acá es que el Gobierno gasta muy poco en moneda internacional, sino que lo hace en dólares, así que tendría que llevar el tipo de cambio al Banco Central.

José Luis Arce
Economista
Cefsa

Todos perdemos

En realidad, en esta situación todos somos perdedores. La falta de acuerdo político para resolver de manera efectiva el problema fiscal nos lleva a estos problemas y encrucijadas, especialmente en un caso en donde las condiciones externas cambiantes modifican el panorama de corto plazo para las políticas del BCCR.
El BCCR, desde mi perspectiva, debe ser congruente con su mensaje de que busca controlar la inflación en un régimen de metas inflacionarias.
Eso implica varias cosas, dejar su obsesión con el nivel de tipo de cambio, es decir, permitir una mayor flotación, pero al mismo tiempo no temblarle la mano para tomar decisiones relacionadas con su política monetaria, como creo que le sucedió meses atrás al demorarse en ajustar los tipos de política monetaria probablemente por el temor de las implicaciones que eso tendría sobre la situación de las finanzas públicas y, claramente, al final sobre el crecimiento económico. El problema es que la situación no era sostenible y ya los hechos se han encargado de demostrarlo.
Hacienda por su parte debe empezar el ajuste de alguna manera, el crecimiento del gasto está acelerándose y además los espacios para la gestión creativa de la deuda pública se van acabando.
De hecho, hay riesgos en esa gestión, por ejemplo, lo que ha sucedido en los últimos meses con Hacienda dolarizando su deuda y además, volviéndola a tasa variable implica ensanchar las vulnerabilidad fiscales y, aunque útil en el corto plazo, puede ser un arma con un doble filo.
Y en medio, el sector privado, las empresas y los hogares, que ahora sí vamos a sentir en carne propia lo que significa un déficit alto, ojalá eso nos saque a todos de la negación.

Rebeca Gamboa
Economista
Ecoanálisis

Ganan los inversionistas en colones

Las acciones del BCCR, relacionadas con la captación por medio de Central Directo, buscan subir las tasas de interés en colones, lo que realmente va a ser un beneficio para los inversores -que ahora no solamente serán las entidades supervisadas, sino que los actores individuales- al poder realizar sus inversiones en esta plataforma a una tasa más alta.
Por otro lado, considero que las personas que deseen un crédito o que ya tengan un crédito, probablemente no vayan a tener implicaciones fuertes, pues las tasas de corto plazo son las que presentan mayores diferencias de acuerdo a las de los intermediarios financieros.
Sin embargo, lo anterior puede tener implicaciones sobre la liquidez del mercado, aspecto al que hay que poner atención.
Las acciones de Hacienda no están tan claras por el momento, eso genera cierta incertidumbre entre los inversionistas, lo cual puede que no sea bueno para el logro de sus objetivos.

Edna Camacho
Economista
Academia de Centroamérica

Ganan acciones del Banco Central

La política que tiene el Banco Central tiene mucho sentido cuando el premio venía bajando mucho, pareciera que el mercado necesita este aumento en la tasas de interés
Además, esto está ajustado a que las tasas de interés en Estados Unidos vienen subiendo y es algo que se viene moviendo en esta dirección.
Ahora, que Hacienda no quisiera que esto ocurra, pero esto mucho va a aprender cuál será la posición del Banco Central y ellos al tener una meta de inflación y sí ellos quieren que se cumpla, no va a permitir que crezca mucho, y entre los instrumentos que tienen para eso es subir las tasas de interés.
Si se diera a que Hacienda no aumenta las tasas, le repercutiría al Central a no cumplir con la meta, de manera que creo que el BCCR ha hecho bien y lo seguirá haciendo.
Si esto le cuesta caro al Ministerio de Hacienda, es parte de las consecuencias de seguir teniendo un alto déficit fiscal y un alto nivel de endeudamiento, ambos que no son sostenibles.
Hay que entender que no hemos sentido mucho el efecto del alto déficit y endeudamiento, ya que las tasas de interés habían estado muy bajas, ahora creo que empezaremos más a sentir ese costo de tener una deuda tan alta.
Entonces, ¿Quién va a ganar? Yo esperaría que si el Banco Central quiere cumplir con la meta de inflación, deberá ajustar la tasa de interés para no incumplirla.


 


NOTAS RELACIONADAS