Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Obsesión cambiaria del Banco Central

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 15 mayo, 2017



El Banco Central ha presentado varios cambios regulatorios respecto a la forma en como regla varias aristas del sistema de administración cambiaria en los últimos cinco meses.

Lea más: Controles cambiarios son malos para el mercado


Los cambios han sido varios desde la presentación del Programa Macroeconómico a finales de diciembre pasado, cuando se implementó una norma que limitó la forma en como los bancos determinaban su posición cambiaria, siendo más restrictiva, al estilo “checklist”.
La autoridad monetaria continúa con su obsesión de controlar volatilidades y ver de qué forma este macroprecio refleje una verdadera tendencia del mercado.
No desea que algunos agentes económicos con poder en este pequeño mercado saquen provecho a costa del resto de los participantes.
Lo que sí está resultando claro es que la gran cantidad de herramientas de regulación y supervisión se constituyen en un costo adicional para el mercado que al final es pagado por el consumidor final.
El Banco Central intenta un equilibrio que permita a la economía operar adecuadamente sin presiones excesivas para exportadores o para importadores, para ahorrantes o para deudores, lo cual no es fácil dentro del sistema monetario.

Novedades en operaciones cambiarias de contado y posiciones de divisa

Para mediados de enero, el BCCR dispuso modificar, parte del reglamento para las operaciones cambiarias de contado.
Luego en abril propuso modificar la forma de calcular el precio del dólar de referencia para acercarlo más al costo real de la divisa en el país.

Lea más: Banco Central cambia cálculo de cotizaciones promedio del tipo de cambio


El objetivo del ente emisor es que los tipos de cambio de compra y venta de referencia se aproximen más al promedio ponderado de todas las transacciones cambiarias en la economía.
Para lograr dicho fin, el BCCR envió a consulta una reforma al Reglamento de Operaciones Cambiarias de Contado que modifica la actual metodología de cálculo del precio del dólar de referencia, de compra y venta, que diariamente publica el Central, que debería estar listo en estos días.
Asimismo a finales de abril volvió a plantear otros cambios, que deshacen acciones tomadas a finales de diciembre y plantean nuevas normas, lo que ha hecho que las entidades financieras compren dólares, tirando el tipo de cambio hacia arriba.

Mayo con fuerte apreciación

En dos semanas de mayo, el tipo de cambio prácticamente presentó un 1% de devaluación, subiendo cerca de ¢7.
Esto impulsado precisamente por las mismas instituciones financieras que se deben llenar de dólares pensando en lograr solventar las acciones que solicitaron el Banco Central y la Sugef en sus cambios regulatorios.
Un dato curioso es que el BCCR haya reducido de manera drástica en los últimos días su participación en ventas de dólares para defensa del tipo de cambio.
De inicios de año a finales de marzo la autoridad monetaria realizó intervenciones de venta para estabilización por $186 millones, pero desde abril a la fecha solo ha vendido $19 millones.
En otras palabras, si se continúa esta tendencia podríamos seguir teniendo un mes de mayo e incluso junio con una fuerte devaluación de nuestra moneda, la cual ya es del 3%, el mismo valor que en todo 2016.

 

Casi un 7%

Si se toma en cuenta la devaluación desde enero de 2016 a la fecha, ya la cifra es cercana a un 7%, o para entenderlo mejor, unos ¢35 arriba por dólar.

 

Cambios en metodología de cálculo

La nueva metodología considera los tipos de cambio efectivamente negociados durante un periodo más amplio, en el que los volúmenes transados son mayores y el diferencial entre tipos de cambio promedio de compra y venta es menor.


 

  • Con estas modificaciones se incrementa la cobertura del indicador de tipo de cambio de referencia, para que aproxime más apropiadamente el tipo de cambio promedio ponderado de todas las transacciones cambiarias en la economía, recogiendo cantidades y precios en todos los segmentos de negociación de divisas de los intermediarios cambiarios.
  • La modificación beneficiará a numerosos agentes económicos, ya que hay una cantidad importante de transacciones que se realizan a estas cotizaciones, incluidas las de pequeña cuantía, entre otras, contratos denominados en moneda extranjera liquidados en moneda nacional, pagos por operaciones con tarjetas de crédito, créditos bancarios, tarifas de servicios y otras transacciones menores en ventanillas, las cuales requieren tener un mejor indicador del costo de la moneda extranjera como es el tipo de cambio de referencia acordado.

Justificación de la nota editorial*

La información de esta nota se hizo con base en la opinión de varios expertos financieros, que decidieron no adelantar criterios de forma personalizada por estar las normativas en consulta


NOTAS RELACIONADAS