Foto 1
Shutterstock/La República
Enviar

El tipo de cambio se deprecia rápido en este 2017, esto porque la tendencia que se inició el año pasado cuando las personas empezaron a adquirir más dólares, y las expectativas de un tipo de cambio más alto se han incrementado.

A eso se le suma, que el mercado es menos líquido, ya que sin emisiones internacionales de bonos por parte del Gobierno para financiar el déficit (como lo hizo en 2012 y los siguientes cuatro años) no hay $1.000 millones nuevos entrando por año a la economía, algo que haría una presión a la apreciación.



Además, los bancos al necesitar dólares por la demanda de sus clientes, también presionan en el mercado por tener más liquidez para ofrecer los billetes verdes a sus clientes en ventanillas.

Solo en febrero el tipo de cambio llegó a estar incluso por encima de ¢10 del valor con el que inició el año.

Al cierre de la semana pasada, el tipo de cambio rondaba los ¢562 por dólar en el mercado mayorista.

El tipo de cambio podría incluso estar más arriba, pero el Banco Central ha intervenido este año con una pérdida de $137 millones de sus reservas al venderlas en el mercado mayorista, para inyectar liquidez y detener la depreciación. Esto a pesar que toda la semana pasada no intervino.

El año pasado el Banco Central perdió $815 al venderlas en el mercado, para que no existiese mayor devaluación.

Presionan, y lo harán más

A nivel internacional, el precio del petróleo tendrá una tendencia al alza, aun cuando no se espera que sea significativa, eso incrementará la factura petrolera de Recope, lo que hará que sea otro competidor por los pocos dólares en la economía costarricense.

Otra presión es a lo interno y tiene que ver con los cambios de la regulación en la posición de moneda extranjera de las entidades financieras (normativa de finales de 2016).

Por el momento no pareciera que sea el detonante de la anticipada depreciación, pero se especula que ya varios bancos han empezado a adquirir dólares. Los bancos aún no han enviado sus ajustes para la autorización del Central, de cómo se harán estas compras o ventas de la divisa para el ajuste que podría rondar los $700 millones más en compras en 24 meses, otra presión más para el tipo de cambio hacia arriba.

Cuándo será muy alto para usted

Hay que estar atento, al momento en que los créditos en colones sean más baratos que los préstamos en dólares, ya que eso podría ya dar signos de que el tipo de cambio realmente está alto.

Tomando en cuenta las tasas de interés actuales, el tipo de cambio tendría que sobrepasar los ¢650, para que sean más baratos los créditos en colones (aun cuando la tasa de interés no se mueva).

Con un tipo de cambio al alza, se podría estar viendo una tendencia este año de un mayor endeudamiento en colones —principalmente de los no generadores de la divisa, para eliminar el riesgo cambiario—. Asimismo, un aumento en los ahorros en dólares.

Para los empresarios, en especial aquellos que tienen que comprar activos en dólares y reciben de los consumidores colones, es un buen momento para pensar en contratos de coberturas cambiarias, en especial si piensan en que la volatilidad del mercado continuará al alza.

 

 


GANADORES Y PERDEDORES


Hoy con un tipo de cambio al alza, existen grandes ganadores y perdedores de esta situación en la economía.

Ganadores

Exportadores Recuperan o no pierden competitividad con otros mercados como el mexicano, colombiano, chileno que se depreciaron o lo siguen haciendo, ya que sus precios se abaratan en el comercio internacional, pero ellos reciben más ingresos que pueden reinvertirlos en nuevas inversiones o empleo.

Ingresos en dólares Aquellos que tienen sus ingresos en dólares, al poder cambiarlos a colones, estarían recibiendo un mayor ingreso, ya que de forma automática tienen un incremento por un mayor tipo de cambio. La tendencia actual es a hacer los contratos por servicios profesionales en dólares.

Perdedores

Importadores Salvo que busquen mecanismos como los contratos de coberturas cambiarias, tendrán que ajustar sus gastos hacia arriba en las compras de mercados internacionales. Asimismo, al subir los precios de los bienes importados, puede que su consumo nacional disminuya.

Deudores en dólares En especial esto afecta a los no generadores de esta divisa, ya que tendrán que colocar más colones para pagar sus cuotas de préstamos mes a mes.


AL ALZA


Esta es la tendencia del año en el tipo de cambio, aun con un pequeño ajuste a la baja a finales de esta semana, la compra y venta del dólar es continua de depreciación.

201702241902330.530.jpg

Elaboración propia con datos del Banco Central


ASÍ LO VEN


Los expertos ven claro que el tipo de cambio seguirá siendo alcista en lo que resta del año.

Tendencia viene del año pasado

Bernardo Alfaro

Subgerente Financiero
Banco Nacional

La tendencia de la depreciación viene desde mediados del año anterior, se viene dando un proceso de dolarización de los activos de las personas, que, por ende, demandan más dólares y presionan el colón hacia la depreciación.
Esto no debería tener relación con la nueva directriz, porque según esa disposición estamos obligados a mantener la misma posición en moneda extranjera que teníamos al 30 de noviembre de 2016. Es decir, no debería haber bancos acumulando dólares para cumplir esa directriz.

Normativa va a presionar más

Gabriel Alpízar

Gerente Finanzas
Banco de Costa Rica

Los cambios regulatorios externados podrían provocar que los intermediarios cambiarios en términos netos requieran comprar más divisas para suplir las exigencias del Banco Central. Esto se verá reflejado más adelante.
La tendencia estará dada por el comportamiento de la oferta y la demanda, así como la estrategia de intervención que siga el BCCR. En nuestra opinión el BCCR ha dado claras señales de no querer que existan grandes fluctuaciones en el precio de las divisas que puedan afectar la economía o la política monetaria.

Continuará la tendencia

Luis Rodríguez

Subgerente Financiero
Promerica

Parece razonable esperar que continúe la tendencia actual, que registra una depreciación interanual del 5%. Sin embargo, el comportamiento de los precios del petróleo y de la Inversión Extranjera Directa será determinante para el resultado que se obtenga al finalizar el año.
Consideramos que la tendencia a la depreciación obedece en alguna medida al traslado de parte de la riqueza financiera de colones a dólares, motivada por la preferencia de los inversionistas por los activos en moneda extranjera. Esta preferencia responde al bajo nivel que han alcanzado las tasas de interés en moneda local, así como a las expectativas de depreciación del colón.

Incorpore el riesgo cambiario

Adriana Rodríguez

Gerente Análisis Económico
Scotiabank

Es importante que los agentes económicos incorporen el riesgo cambiario en la toma de decisiones, siempre es recomendable que las deudas se adquieran en la misma moneda en que se perciben los ingresos, y en caso contrario que se asesoren a través de las entidades financieras para determinar la respuesta de su capacidad de pago ante variaciones en el tipo de cambio.
Adicionalmente, algunas entidades financieras ofrecen contratos de cobertura de riesgo cambiario a un costo determinado (especie de seguro), que les permite asegurarse un tipo de cambio a una fecha determinada.

 

Ver comentarios