Tipo de cambio nos resta competitividad
Shutterstock/La República
Enviar

En los últimos años hemos perdido cerca de un 25% de competitividad al comparar el tipo de cambio real nuestro con otras monedas de países competidores en exportaciones y atracción de turismo.

En otras palabras, somos un 25% más caros que esos países, con base solamente en las monedas.

No fue hasta finales de 2013, que el tipo de cambio ha traído una tendencia mayor a depreciarse, aunque se debe considerar que ha sido un proceso muy paulatino en comparación con otros países. (Ver gráfico).

Tomando en cuenta el año pasado, la devaluación fue de poco más del 3%, mientras la inflación apenas un 0,77%, eso quiere decir que en términos reales nos devaluamos respecto al dólar.

Menos competitivos
El problema es que competidores directos de Costa Rica (México, Colombia, Chile y Perú) en los últimos tres años han impulsado su competitividad debilitando sus monedas, algo que convierte sus productos, servicios y turismo en baratos a los ojos de los inversionistas o turistas.



Solo México ha tenido una devaluación en los últimos tres años del 36% en su tipo de cambio y se espera que continúe, aunque no de forma tan fuerte, ya que ha sido muy abrupto según varios especialistas.

Para este año
Varios expertos han señalado que este año podríamos esperar una devaluación de hasta el 5%, con un comportamiento un poco parecido a lo que fue el mercado cambiario el año pasado.

Eso llevaría el tipo de cambio cercano a los ¢585 por dólar para final de año.

Acá siguen los problemas, ya que a pesar de la devaluación en Costa Rica, los otros países competidores devalúan más rápido.

Para México, se espera que el peso termine el año cercano los 25 pesos por dólar (hoy en 21 pesos), lo que le daría un 20% de devaluación.

En Colombia, una depreciación del 11% es lo que indican varias publicaciones de expertos y de su Banco Central.

En cuanto a Chile y Perú, se espera una depreciación parecida a la de Costa Rica.

Desde otros mercados de importancia para el país, el dólar se ha apreciado con respecto al euro, por ser EE.UU. el primer país desarrollado en frenar las inyecciones de capital con los “QE”.

Eso hace que nuestra moneda se encareciera desde la perspectiva europea.

Otro tema que se debe tomar en cuenta, respecto a la competitividad es la retórica de Trump, en cuanto a un dólar más fuerte, eso sin duda nos favorece, ya que, sin tener movimientos internos, las presiones vendrían de afuera.

Poca devaluación, se da por mucha administración
Hoy, dada la administración que hace el Banco Central en el tipo de cambio, aun con poca oferta de divisas, no hay una clara presión a la depreciación.

Solo el año pasado perdió cerca de $280 millones de las reservas internacionales defendiendo la poca volatilidad hacia arriba de la divisa.

Este año sin tener una emisión internacional de bonos que traiga dólares nuevos a la economía, y menos atracción de inversión extranjera directa, así como menos liquidez de los billetes verdes en la economía, debería generar mayores presiones hacia arriba en el tipo de cambio, pero con los controles no se espera que exceda el 5% indicado de depreciación.

El colón caro, respecto a otros mercados, es un reto para los exportadores; así como para las empresas multinacionales que traen dólares para convertirlos en colones para pagar sus nóminas y el turismo.

 


DEVALUAMOS PERO NO ALCANZA


El colón no deprecia tan rápido como otras monedas de países competidores, lo que hace menos competitivos por precio a los productos, servicios y turismo costarricenses en el comercio internacional.

201702031851090.530-g1.jpg

Elaboración por Javier Adelfang


¿DEPRECIACIÓN?


Todavía no es mucho, el año pasado el tipo de cambio subió cerca de un 3%, luego de un mes la tendencia continúa.

201702031851090.530-g2.jpg

Elaboración con datos del BCCR


ASÍ LO VEN


Es clara la pérdida de competitividad por el tipo de cambio, así lo reconocen varios expertos que conviven con este tema todos los días.

Laura Bonilla

Presidente
Cadexco

Desde hace varios años vemos a nuestros países competidores devaluando sus monedas, aprovechando oportunidades coyunturales para hacerlo y no perder competitividad, mientras en nuestro país, aun con inflaciones negativas, se sostuvo, donde hemos perdido casi un 30% respecto al valor de tipo de cambio que nos encarece en exportaciones, atracción de inversiones y turismo. Por esto hemos hecho un llamado para que las autoridades del Banco Central, tomen decisiones en las que se refleje realmente un tipo de cambio real, en el que se puedan aprovechar oportunidades coyunturales, no puede ser que estemos perdiendo reservas internacionales por solo mantener una volatilidad que no existe, restando oportunidades para que varios sectores demos mayor crecimiento, trabajo y oportunidades para el país

Gerardo Corrales

Economista
Independiente

Al devaluarse las monedas de otros países competidores, por las razones que fuesen, y no subir en la misma proporción los precios internos en esos mercados, perdemos claramente competitividad. Por el contrario, al revaluarse el colón, el poder de compra de los extranjeros en aquellos países se ve incrementado y sus productos se abaratan respecto a los nuestros, como ha pasado en los últimos años.

Miriam Manrique

Directora
Moody’s Analytics

Los principales factores afectando el tipo de cambio y la pérdida de competitividad son que las monedas de otros países de la región, como lo son México, Brasil, Colombia y Chile, se han depreciado significativamente, lo cual ha resultado en una mayor competitividad de sus exportaciones en relación con los productos y servicios de Costa Rica. La entrada de dólares en años anteriores por concepto de la autorización de financiamiento externo contribuyó a esta tendencia durante los cuatro años en que ingresaron $1.000 millones anuales, al aumentar la oferta de dólares en el país. Los niveles de inversión extranjera directa, que se ha mantenido saludables, también han contribuido a mantener esta tendencia.

 


Ver comentarios