Logo La República

Viernes, 22 de febrero de 2019



BLOOMBERG


Grecia podría obtener extensión de deuda

Bloomberg | Viernes 16 enero, 2015

Grecia se encamina a la salida del programa de rescate a condición de que el país implemente esquemas de reformas. AFP/LA REPÚBLICA


Grecia podría obtener extensión de deuda

 Es improbable que Grecia obtenga una reducción de la deuda que mantiene con la zona euro y en cambio debería centrarse en un posible alivio bajo la forma de períodos de pago más largos, dijo Olli Rehn, que ayudó a evitar una salida de Grecia de la moneda única europea en el apogeo de la crisis financiera.
Los comentarios de Rehn, que fue comisario de economía y asuntos monetarios de la Unión Europea de 2010 a 2014, ponen de relieve la principal prueba que deberá atravesar cualquier gobierno griego encabezado por el partido anti-austeridad Syriza de Alexis Tsipras.
Syriza, alianza opositora que lidera las encuestas diez días antes de las elecciones generales griegas, reclama la reducción de una parte de la deuda nacional de alrededor de 180% del producto interno bruto. La zona euro, que ya ha flexibilizado los términos de pago de los préstamos de emergencia recibidos por Grecia, se ha comprometido a evaluar “nuevas medidas y asistencia” para aliviar la carga de deuda de Grecia.
“Eso no significa que tendría que haber un recorte clásico del capital”, explicó Rehn, que ahora es vicepresidente del Parlamento Europeo, en una entrevista que tuvo lugar el martes en Estrasburgo, Francia. “En cambio, imagino que los países de la zona euro preferirían buscar maneras y medios de mejorar la sostenibilidad de la deuda prolongando el plazo de vencimiento de los préstamos”.
Las nuevas fuerzas políticas griegas corren el riesgo de chocar con las viejas fórmulas europeas para lidiar con los gobiernos de la zona euro en apuros después de los comicios del 25 de enero en Grecia. El país sigue siendo el eslabón más débil de la zona euro luego de desatar la crisis de deuda de la región en 2009 y recibir 240 mil millones de euros en promesas de ayuda internacional a cambio de recortes de presupuesto y desregulación del mercado.
El primer ministro Antonis Samaras, que tiene dificultades para achicar una diferencia de tres puntos porcentuales entre su partido Nueva Democracia y Syriza, está intensificando los discursos de campaña en los que afirma que su empeño en lograr disciplina presupuestaria desde que asumió su cargo en 2012 le han devuelto a Grecia la salud económica. En 2014, el país salió de seis años de recesión, regresó a los mercados de bonos por primera vez desde 2010 y estaba al borde de equilibrar su presupuesto.
Al seguir adelante con impopulares reducciones de gastos, Samaras también logró que la ayuda internacional siguiera llegando a Grecia, notificó que el país saldría del rescate antes de la fecha final de 2016 y prometió negociar una línea de crédito preventiva de menor interferencia.
“Grecia se encamina a la salida del programa de rescate a condición de que el país ahora implemente el programa de reformas”, señaló Rehn, finlandés que llegó a comisario económico de la UE tres meses antes de que Grecia se viera obligada a pedir ayuda de emergencia a la zona euro y el Fondo Monetario Internacional en abril de 2010.
“Solo espero que los griegos no echen a perder esta última milla con turbulencias políticas demasiado intensas”, agregó.

Bloomberg