Gerente de Procomer: “Hay mucha desinformación sobre Cuba”
Muchos países quieren hacer negocios con Cuba, el mercado más grande del Caribe. Shutterstock/La República
Enviar

La misión comercial a Cuba a principios de mes, que incluyó a 30 funcionarios del Gobierno y unos 50 empresarios de 23 compañías, causó polémica por el costo del viaje y los supuestos pocos beneficios que traería al país.
No obstante, Pedro Beirute, gerente de la Promotora de Comercio Exterior, considera que los cuestionamientos tienen que ver con la desinformación en cuanto a las oportunidades que puede ofrecer el mercado a Costa Rica.
En un estudio realizado por Procomer, el país caribeño se perfila como un mercado con potencial en el área del turismo, los servicios y la construcción, dada la cercanía, así como el tipo y la dimensión de la demanda de insumos.

¿Por qué debería Costa Rica interesarse en Cuba cuando la mayoría de ciudadanos no tiene poder adquisitivo y el mercado tampoco es representativo?
Es cierto que el cubano no tiene plata, pero Cuba es una economía importante y requiere alimentar a los casi 3,5 millones de turistas que llegan cada año desde Canadá y Europa principalmente. Los compradores son cadenas hoteleras.
Cuba importa casi el 20% de lo que consume de China, luego siguen España, Brasil, Canadá, México, Italia, Argentina, Alemania, Francia y de último Costa Rica, que es su principal socio comercial en Centroamérica, pero apenas representamos el 1%. Por eso hay un gran espacio para crecer.
El año pasado, este país importó $6 mil millones, ahí hay una gran oportunidad de entrar en todos los sectores.
En materia agrícola Cuba no es productivo, casi el 68% de su producción es caña de azúcar, un 15% raíces y tubérculos, el 11% hortalizas y solo un 5% frutas. Eso también es una oportunidad para nuestro sector agrícola porque en Cuba no está desarrollada como Costa Rica en materia agrícola ni cuenta con nuestra productividad.

Entonces, ¿tiene sentido intentar ampliar un mercado como este?
Claro, por varios motivos. El turismo como le digo, es un sector que hay que abastecer y alimentar, y además, gracias a ello se prevé una mayor inversión de infraestructura en la isla.
Queremos estar preparados y actuar como proveedores. Quizá no tenemos las grandes constructoras, pero podemos abastecer equipos eléctricos, metalmecánica, que ahora provienen de España y China.
La situación de Cuba es muy diferente, es el Estado el que actúa como comprador y la idea es posicionarnos y ofrecer nuestros bienes y servicios. Buscamos adelantarnos y no dormirnos, queremos ser proactivos y anticipar todas esas oportunidades actuales.

¿Qué logros podemos cuantificar de esta misión comercial?
La rueda de negocios es lo más importante. Nuestros potenciales exportadores se reunieron con compradoras cubanas, que ellas tienen participación estatal, y se lograron casi 100 citas de negocios. Lo positivo es que hubo mucho interés de estas más de 25 empresas cubanas.
Además, firmamos un acuerdo de cooperación con ProCuba para que nos ayude en temas de registro de productos, con medios e instrumentos de pago y en instrumentos financieros.
También incluye cooperación en materia de inteligencia comercial, o sea, que si ProCuba nos dice que tienen la necesidad de importar llantas o leche, o quesos, eso nos da visibilidad en Procomer para trasladar la necesidad a todo el sector exportador.

¿Cuál es el siguiente paso ahora?
Darle continuidad a esta misión, darle seguimiento y ver dónde no somos competitivos para serlo, buscar productos adicionales a los que se llevaron en esta misión.
No descartamos una nueva visita pero ya iríamos con agendas de negocios que son más dirigidas, y también evaluaremos si participamos o no en la feria de La Habana, que es la más importante a nivel comercial.
Desde nuestra oficina del Caribe continuamos con nuestros objetivos de exportación a Cuba, y en general darles seguimiento a las oportunidades que vemos.
No somos los únicos, ya ProChile ha estado ahí, ProMéxico, ProColombia, PromPerú, toda nuestra competencia está buscando oportunidades para sus exportadores, pero yo creo que la cercanía que tenemos con Cuba y el hecho de que esto no es nuevo sino que ya muchas empresas están exportando allá, se puede potenciar para que crezcan más a futuro.
Aquí no estamos descubriendo el agua tibia, muchos países quieren entrar a este mercado que es el más grande del Caribe. Nuestra estrategia es la misma, ir con productos de calidad, con valor agregado, con diferenciación y costos competitivos y con soluciones que se adapten a las condiciones del comprador.

¿Con qué condiciones de pagos estaríamos trabajando con Cuba?
Evidentemente, es un tema en el que se debe tener mucha prudencia y cautela. Hay diferentes mecanismos de pago, los tradicionales y también carta de crédito, vender a intermediarios que asumen el riesgo, etc.
Una de las empresas que participaron en esta misión comercial fue justamente Bicsa, entonces con Bicsa estamos buscando mecanismos para bajar el nivel de riesgo.
Es claro que si otros logran colocar bienes en ese mercado por el valor de $6 mil millones, no debería ser Costa Rica la excepción y buscar los mecanismos de pago apropiados.
Además, ya son 40 empresas las que están exportando a ese mercado.

 



Ver comentarios