Enviar
EBI iniciará proyecto para producir electricidad a base del gas

Gas metano atrae a empresas

• Saret estableció primera planta generadora de electricidad en relleno de Río Azul
• Inversión asciende a más de $1 millón

Carolina Barrantes
[email protected]  

Los gases contaminantes que emiten las más de 3.400 toneladas de basura que se producen en el país a diario, han sido vistos por varias compañías como una oportunidad de hacer negocios y expandir su horizonte de operaciones.
El primero en optar por este tipo de proyectos fue el Grupo Corporativo Saret, el cual estableció una planta generadora de energía eléctrica en el relleno sanitario de Río Azul.
A esta iniciativa se le unió ahora el interés de la empresa canadiense EBI, la cual instalará una estructura similar en el relleno sanitario de La Carpio, en el cual se reciben en promedio 700 toneladas de basura diarias.
La nueva planta tendrá una capacidad instalada de dos megavatios de potencia.
Esto debido a que el vertedero tiene más de cinco años de estar recibiendo residuos sólidos por lo que produce la cantidad suficiente de gas metano para suplir el funcionamiento continuo de la estructura, comentó Juan Vicente Durán, gerente de EBI.
La electricidad que produzca el nuevo proyecto se empleará inicialmente en satisfacer la demanda energética que tiene el mismo vertedero durante su operación.
Los representantes de la empresa estiman que también venderán energía a la Compañía Nacional de Fuerza y Luz para ayudar a la demanda energética.
El costo inicial del proyecto asciende a más de $1 millón por concepto de la compra de la nueva planta generadora, su traslado y su colocación en el relleno sanitario.
La compañía contratará especialistas para el manejo de la nueva planta, así como técnicos que verifiquen la producción diaria de electricidad y brinden mantenimiento a la infraestructura.
“La idea es contar con la cantidad de personal que sea necesario, para asegurar el abastecimiento que necesita el relleno cada día por su operación, pero también cumplir con la cantidad de energía que se ofrezca a Fuerza y Luz”, adujo Durán.
La iniciativa cuenta con el respaldo de las autoridades de Salud, quienes estiman que el aprovechamiento del gas metano representa una ganancia económica para las empresas, el medio ambiente y el país.
Como prueba de ello, en junio se firmó un decreto que promueve que los rellenos sanitarios que operan en el país deben contar con plantas energéticas para utilizar el gas contaminante, afirmó María Luisa Avila, ministra de Salud.
La nueva planta energética en el vertedero de La Carpio empezaría a operar en mayo de 2008, por lo que la compañía realizaría el proceso de compra a finales de este año.
Por su parte, el Grupo Corporativo Saret inició las operaciones de la planta energética en el relleno sanitario de Río Azul a inicios de 2004.
Con la administración de esa planta, la empresa ha obtenido una cantidad estable de gas metano para abastecer la demanda energética que tiene, esto por la gran cantidad de residuos que se encuentran en el vertedero, afirmó Enrique Morales, gerente de Desarrollo de Negocios de Saret.
Empero, la planta trabaja a un 50% de su capacidad, debido a que el proceso de cierre técnico que enfrentó el vertedero durante los últimos meses, ha provocado una disminución en la cantidad de gas.
Ver comentarios