Enviar
Fondos de desarrollo inmobiliario apenas gatean

Mientras en Costa Rica solo un fondo de este tipo se encuentra desarrollando, a nivel internacional la herramienta es aprovechada en gran medida

Betzi Villalobos
[email protected]


A paso lento. Así se resume el proceso que enfrentan los fondos de desarrollo inmobiliario en el país, ya que a pesar de que la cantidad de prospectos aprobados no es nada despreciable, el crecimiento de estas alternativas aún no se hace realidad.
Actualmente 13 prospectos han sido autorizados por la Superintendencia General de Valores (Sugeval), y diez más se encuentran en estudio. No obstante, solo uno de ellos ya ha comenzado a construir, mientras que otros dos han definido sus proyectos y se espera inicien sus operaciones en los próximos meses.
La principal razón del poco crecimiento de la figura, de acuerdo con varias Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (Safi), es su novedad en el mercado.
Este instrumento recibió el visto bueno para trabajar en 2006 y fue durante el año pasado que se empezó a estudiar la herramienta con mayor profundidad.
“Considero que estamos en el periodo normal de crecimiento, usted no le puede pedir a un bebé que corra sin antes caminar, entonces es difícil ofrecer muchas opciones de este tipo de instrumento, si apenas está en su etapa de gestación, esto es paso a paso y todavía falta camino por recorrer”, afirmó Jaime Ubilla, gerente de Improsa Safi.
Otra de las razones que de acuerdo a las Safi les impide crecer a un mayor ritmo es la falta de conocimiento de la figura por parte del inversionista, los largos trámites a los que se debe hacer frente para construir y, en algunos casos, la falta de proyectos que cumplan con las características del fondo.
“A pesar de que se encuentran inscritos varios fondos sin iniciar operaciones, resulta importante resaltar la responsabilidad de los gestores en la búsqueda de alternativas de inversión que cumplan con los perfiles indicados. Esto redunda no en un estancamiento, sino en una demora mientras se realiza la elección correcta”, comentó Armando Maroto, gestor de portafolios de Aldesa Safi.
Ante este panorama, los obstáculos parecen ganarles la batalla a las ventajas que ofrece la figura, como la posibilidad de diversificar carteras, obtener rendimientos superiores a otros instrumentos y ayudar en el desarrollo del país. Además, otro beneficio que se obtiene con el uso de esta figura de inversión es construir mediante un sistema impositivo especial, similar al que tienen todos los fondos de inversión (ver recuadro).
Mientras esto sucede en el país, otros actores internacionales aprovechan el buen momento que vive el sector de la construcción en diferentes partes del mundo.
Así por ejemplo, en Chile, cuyo mercado ha sido destacado como ejemplo a seguir, existen entidades como Santander que han logrado aprovechar el buen momento que se vive en el sector inmobiliario y formar parte activa de esta industria.
Actualmente cuentan con siete fondos de desarrollo inmobiliario, los cuales se dedican exclusivamente al desarrollo habitacional.
“En estos desarrollos hemos participado en más de 100 proyectos que en su conjunto abarcan inversiones cercanas a los $1.000 millones. Hoy nos perfilamos como una de las principales inmobiliarias del país, participando actualmente en más de 70 proyectos en venta”, afirmó Ingrid Derpsch, gerente de inversiones de fondos de inversión del Grupo Santander.
Para la empresa española presente en Chile su secreto ha sido adoptar buenas alianzas, por lo que aconseja a mercados en desarrollo analizar quienes podrían ayudar a su negocio.
“Para desarrollar todos estos emprendimientos se necesita una gran infraestructura, por esto la fórmula que hemos adoptado para enfrentar este negocio es buscar asociaciones de largo plazo con terceros, que aporten su gestión y experiencia a la sociedad. Es así como permanentemente estamos en búsqueda de nuevos socios”, comentó Derpsch.
A nivel local ya algunas sociedades han empezado a derribar fronteras y a considerar desarrollos fuera del país.
Un ejemplo de ello es CPG Safi, entidad que incursionó en el mercado costarricense el año anterior y presentó ante la Sugeval para su autorización el prospecto de un fondo que invertirá no solo en inmuebles en el país sino que además desarrollará proyectos en Centroamérica.
“Mediante este fondo planeamos invertir en proyectos inmobiliarios en distintas fases de diseño y construcción, este se enfocará primeramente en inversiones en Costa Rica, El Salvador y Panamá y planea expandirse posteriormente al resto de la región”, afirmó Max Gómez, gestor del fondo de desarrollo inmobiliario de CPG Safi.
En este contexto, aquellos inversionistas que estén esperando invertir en fondos de desarrollo inmobiliario, deberán tener paciencia durante algunos meses, para ver si la oferta aumenta y los proyectos logran conquistar a los fondos ya aprobados.




Ver comentarios