Enviar
FMI reforma sistema de votación

Washington
EFE

El Consejo Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el viernes una nueva fórmula para el reparto del poder en el organismo que beneficia a Brasil en América Latina, aunque es mucho más modesta que lo exigido por los países en desarrollo.
La nueva ecuación otorga al gigante sudamericano el 1,72% del voto total en el seno de la institución financiera pública más importante del mundo, frente al 1,41 que el país poseía antes de que se pusiera en marcha el proceso de reforma.
México gana tan sólo 0,04 puntos, hasta el 1,47%, pues su voto ya subió con unos pequeños cambios en el reparto de poder aprobado en la Asamblea que el FMI celebró en Singapur en octubre de 2006.
En cambio, la nueva fórmula quita influencia en el organismo al resto de los países latinoamericanos grandes, lo que ha llevado a Argentina a abstenerse el viernes en la votación en el Consejo Ejecutivo.
Lo mismo hizo Egipto, mientras que se declararon en contra Rusia, Irán y Arabia Saudí, que son países que también pierden cuota.
Las naciones latinoamericanas pequeñas mejoran levemente su posición, porque la reforma prevé un incremento del llamado "voto básico", otorgado a todos los miembros por igual, sin importar el tamaño de su economía.
La nueva ecuación supone el cambio más importante en la distribución del poder en el Fondo desde su fundación en 1944, pero se queda muy corto de lo reclamado por los países en desarrollo, que se quejan de que el organismo no refleja la importancia económica que han adquirido en el mundo en las últimas décadas.
En total, las naciones industrializadas transferirán tan sólo un 2,7% del voto a los países en desarrollo, incluidos los cambios aprobados en Singapur.
Las capitales de las naciones avanzadas seguirán con las riendas del Fondo en la mano, pues mantendrán un 57,9% del voto total, según cálculos de un alto funcionario del organismo, que no quiso ser identificado.
El acuerdo alcanzado hoy sólo fue posible porque los países emergentes, liderados por Brasil, decidieron aceptar la cesión de poder, por pequeña que aún les parezca, como algo mejor que nada.
Ver comentarios