Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



NACIONALES


Firma de lubricentros apunta a servicio ecológico

Danny Canales [email protected] | Miércoles 28 noviembre, 2007



Greenlubs inauguró nueve estaciones en el área metropolitana
Firma de lubricentros apunta a servicio ecológico

• Empresa costarricense aprovecha el aceite quemado en procesos industriales
• País solo da tratamiento al 8,7% del aceite que se importa anualmente

Danny Canales
[email protected]  

¿Se ha preguntado dónde se vierten los residuos que le extraen a su auto cada vez que le cambia el aceite?
Dependiendo del trato que se le dé a ese material, usted podría estar contribuyendo a la contaminación del ambiente.
Se calcula que un litro de aceite quemado puede contaminar hasta 1 millón de litros de agua, lo que afecta directamente a los ecosistemas.
Para evitar ese daño a la naturaleza, una nueva cadena de estaciones de servicio automotor introdujo al mercado un concepto ecológico.
Se trata de Greenlubs, compañía costarricense que ofrece como innovación el tratamiento del aceite quemado, los filtros y el refrigerante que se extrae de su auto.
Además, por cada cliente la empresa siembra un árbol como parte de la campaña que impulsa el país para plantar 5 millones este año.
“Nuestro programa ambiental colecta y le da un uso energético al aceite, como combustible para la producción de cemento”, expuso Kerllyn Emanuel, jefa de Mercadeo de la compañía.
Para ello, la empresa suscribió un contrato con Geocycle, una filial de la empresa de Cemento Holcim que se dedicará a dar tratamiento a los desechos líquidos y sólidos que produce la industria.
Por último, esos desechos son empleados en los procesos de combustión de los hornos de Holcim para la producción de cemento.
La cadena Greenlubs cuenta actualmente con nueve puntos en la Gran Area Metropolitana.
Sin embargo, el propósito de la empresa es expandirse por el país en un futuro cercano, adelantó Emanuel.
Sobre el precio del servicio, la jefa de Mercadeo de la compañía garantizó que se encuentra en el promedio que ofrece el mercado.
“Los componentes ambientales que introducimos al negocio del servicio automotor no significan un costo adicional para nuestros clientes”, garantizó Emanuel.
El aceite usado es catalogado como un producto altamente peligroso por el Ministerio de Salud, por tratarse de un material muy contaminante.
No obstante lo anterior, en el país solo se da un adecuado tratamiento al 8,7% del aceite para vehículos que se importa anualmente.
Las cifras arrojan que solo 2 millones de litros de desechos de ese producto tienen un control correcto, de los 23 millones de litros que se emplean al año.
El ambiente es el más afectado con ello, debido a que solo el derrame de medio litro de aceite en un río contamina el equivalente a una cancha de fútbol.
Lo anterior provoca una especie de película, semejante a un plástico, que impide el paso a los rayos del sol.