Enviar
Filmeguía 25-8-07

Mario Giacomelli
Para la República

Crimen perfecto
“Fracture” (2007) de Gregory Hoblit. Con Anthony Hopkins y Ryan Gosling. Un millonario asesina a su infiel esposa, confiesa el crimen y luego desafía a un fiscal, para que pruebe la verdad. Interesante drama judicial, sostenido en actuaciones sólidas. Arranca muy bien, luego pierde el rumbo y se cae en la parte conclusiva, al estirarse el argumento más de la cuenta. La puesta en escena es regular. Imperfecta.
Calificación: 6

Reyes de las olas
“Surf’s Up” (2007) de Ash Bannon y Chris Buck. Un pingüino que sueña con ser campeón de surf, deja la Antártida para acudir a una prestigiosa competencia. Concebida como un falso documental (que parece más bien un “reality show” televisivo), esta simpática farsa animada se queda corta de ideas después de 15 minutos. Técnicamente impecable, abusa demasiado del humor escatológico. Despreocupada.
Calificación: 6

Gol II: Viviendo el sueño
“Goal II: Living the Dream” (2007) de Jaume Collet-Serra. Con Kuno Becker y Alessandro Nivola. Continúa la cinenovela del futbolista de origen mexicano, contratado esta vez por el equipo de Real Madrid. El argumento es tan trillado que se vuelve insoportablemente empalagoso. Cada vez que surge un problema, se resuelve de inmediato. El humor es inexistente. Los partidos son confusos. Promocional.
Calificación: 4

Chicas materialistas
“Material Girls” (2007) de Martha Coolidge. Con Hilary Duff y Haylie Duff. Dos hermanas millonarias, herederas de una firma de cosméticos, pierden su fortuna y deben aprender a sobrevivir. La sabrosa premisa argumental se desdibuja en una farsa poco incisiva, que pretende ironizar acerca del divismo y también, lucrar con ello. El libreto es banal, las actuaciones mediocres, la chispa ausente. Fútil.

Calificación: 3
Licencia para casarse
“License to Wed” (200) de Ken Kwapis. Con Robin Williams y Mandy Moore. Escuálida comedia romántica, que recicla los más abusados clichés del género. El carismático actor principal está desperdiciado en el rol de un cura metiche, quien casi echa a perder un matrimonio con un absurdo curso de preparación. Los personajes son patéticos y las bromas caen al vacío, una tras otra, sin excepción. Inconfesable.
Calificación: 3.

Tabla de calificaciones
10: Clásico instantáneo
9: Excelente
8: Muy buena
7: Buena
6: Regular
5: Mediocre
4: Mala
3: Muy mala
2: Pésima
1: Clásico de lo peor
Ver comentarios