Figueres busca cambiar artículo que le prohíbe postularse para 2018
“Mi ánimo no es adelantar una cosa tan importante como esta, pero tampoco pienso atrasar las cosas, ya que soy un hombre de acción”, dijo José María Figueres. Gerson Vargas/La República
Enviar

Satisfecho de las 48 alcaldías que obtuvo el partido en las elecciones de alcalde, José María Figueres, presidente del PLN, indica que el siguiente paso es reformar algunos estatutos del partido para “modernizarlo”.
Entre los artículos que se cambiarían, se encuentra uno en particular que podría levantar la polémica, ya que se pretende eliminar la prohibición que pesa sobre los jerarcas del PLN, para participar en los procesos electorales como candidatos.


Si Figueres no cambia el artículo en cuestión antes de finalizar abril, estará obligado a renunciar a su cargo de presidente de Liberación Nacional, para entrar a la arena política en 2018.

Los estatutos del PLN prohíben al presidente postularse para las elecciones nacionales si no renuncia un año antes de la convención interna, ¿qué piensa hacer cuando se cumpla ese plazo en abril?
He estado tan metido en esta campaña de alcalde que no he pensado en eso.
En las próximas semanas revisaré el estatuto para ver qué es lo que dice, pero también me parece, que siguiendo adelante con la modernización del partido, hay que revisar varios artículos en cuestión que están atrasados en el tiempo, incluidos algunos que tienen que ver con la operatividad de Liberación Nacional y la escogencia de las asambleas distritales para disminuir las rencillas tras los procesos de elección.

¿Entiendo que podría convocar a una Asamblea Nacional para “modernizar” el estatuto del partido antes de abril?
Estoy en la mejor disposición de ser parte de un esfuerzo que viene liderando Fernando Zamora, secretario general, para tener un nuevo estatuto y liderar la transformación y modernización de nuestros preceptos básicos.
¿Cuándo será? Eso no lo sé, lo que sé es que hay que definirlo a la luz de las cosas que le convienen al PLN.
Mi ánimo no es adelantar una cosa tan importante como esta, pero tampoco pienso atrasar las cosas, ya que soy un hombre de acción.

¿Qué opina de la prohibición?
Las agrupaciones modernas en su mayoría no tienen esa limitante, porque se desenvuelven en un régimen parlamentario y aunque ese no es el caso de Costa Rica, tenemos nueve partidos en la Asamblea Legislativa, que hacen comportarse al Congreso como si estuviéramos en un régimen de este tipo.

¿Cree que ese cambio al estatuto se vea con suspicacia por algunos sectores del PLN?
No pienso que sea así. No hay ninguna persona en el PLN que pueda decir que le haya pedido algún apoyo particular, que le haya guiñado un ojo, o que hayamos tenido alguna conversación sobre algún tema electoral en el futuro.

¿Había gente interesada dentro del PLN en que le fuera mal en este proceso electoral, para después desacreditarlo como director de orquesta en Liberación?
En lo personal no he sentido que ningún grupo o persona nos haya deseado el mal.
El hecho de que le haya ido tan bien al partido en las elecciones, es una confirmación de que en menor o mayor grado, todo el mundo haló parejo, todo el mundo entendió que aquí lo importante para el presente y el futuro de nuestro partido, era sacar al PLN del cuarto de los cuidados intensivos donde quedó tras la última elección presidencial.

¿Le han llamado del arismo para felicitarle por sacar a ese paciente de “cuidados intensivos”?
He recibido muchas muestras de apoyo, cariño y felicitación, por la labor que llevó adelante el Comité Ejecutivo Superior, algunas de esas llamadas fueron de personas que en el pasado estuvieron con Johnny Araya o Rodrigo Arias.

¿Estuvieron todas las corrientes del partido trabajando en esta campaña?
Eso fue así. En la campaña tuvimos a los tres expresidentes participando de una u otra forma. Contar con varias tendencias siempre ha sido una gran ventaja para el PLN, porque enriquece el debate.

¿Por qué considera que el PLN salió victorioso de las elecciones de alcalde, a pesar de perder 11 municipios?
La última vez que fuimos a elecciones municipales en este país el PLN era gobierno y las cosas en el país caminaban, mientras que en esta oportunidad, el PLN viene de su peor derrota histórica.
Hasta hace poco, nadie daba nada por el PLN y nos decían que éramos un partido acabado y que nunca podría levantarse y sin embargo, un año después de esa valoración, el PLN vuelve a ser el partido más grande.
Lo que hicimos fue una proeza. Si no nos hubiéramos ocupado, el resultado de las elecciones de alcalde hubiera sido el último clavo en el ataúd de Liberación.

Los analistas destacan que el PUSC fue ganador en estas elecciones junto a Liberación, ¿considera que hay un revivir del bipartidismo?
Cuando uno se pone a ver el mapa de los resultados de las elecciones de alcalde, podríamos llegar a esa conclusión, sobre todo por el desánimo de los electores por las promesas incumplidas del PAC y el Frente Amplio en el gobierno.



 


Ver comentarios