Fiat negocia con Uber en incursión a la tecnología
Foto Bloomberg
Enviar

Fiat, la primera automotriz de gran tamaño en cerrar un acuerdo con Google sobre los autos que se manejan solos, empezó a negociar una asociación similar con Uber, dijeron fuentes del sector.

Podría anunciarse una asociación con Uber para fin de año, dijo una de las fuentes. Las negociaciones se encuentran en una etapa preliminar y el servicio de viajes particulares está conversando con otros fabricantes de vehículos, dijo otra. Las fuentes solicitaron el anonimato porque el proceso es confidencial. Fiat también tuvo contactos iniciales con Amazon.com sobre vehículos sin conductor para los servicios de entrega del minorista online, dijeron las fuentes. No se llegó a un acuerdo y las negociaciones pueden fracasar. Fiat y Uber no quisieron hacer comentarios. Un portavoz de Amazon en Milán dijo que la empresa no comenta sobre rumores y especulaciones.

Sergio Marchionne, máximo responsable de Fiat, busca asociarse a empresas de tecnología, lo que incluye una oferta para construirle un auto a Apple. La automotriz endeudada está más abierta a cooperar con nombres como Google porque le faltan recursos para desarrollar la tecnología de conducción automática por su cuenta.

Uber, que recibió una inversión de $3.500 millones de Arabia Saudita la semana pasada, ofrece acceso a una enorme flota de autos para recopilar datos y ayudar a mejorar los sistemas. La adopción de vehículos que se manejan solos le permitiría a la pionera de los viajes compartidos reducir los costos y los riesgos de trabajar con conductores humanos. En abril, Uber se unió a Google para crear un grupo de promoción de normas de seguridad para los vehículos sin conductor.

Las automotrices deberían adoptar un “enfoque práctico” y trabajar con nuevos participantes de la industria como Google y Apple en vez de tratar de competir con ellos, dijo John Elkann, presidente de Fiat,. En su carta anual a Exor SpA, la sociedad de la familia Agnelli que controla a Fiat, Elkann, de 40 años, dijo que los fabricantes de coches no deberían repetir un error del pasado, cuando tomaron “decisiones muy malas de asignación de capital” en un intento por trascender “la fabricación de vehículos aburrida”.

Algunos de los rivales más grandes de Fiat vienen invirtiendo en diversos emprendimientos tecnológicos, como los servicios de viajes particulares, para penetrar en una industria que amenaza al concepto de la propiedad de vehículos. El mes pasado, Toyota Motor acordó realizar una inversión estratégica en Uber y Gett, la empresa de pedidos de taxis rival de Uber con sede en Tel Aviv, reunió $300 millones de la alemana Volkswagen.

En enero, General Motors invirtió $500 millones en Lyft, el segundo servicio de viajes particulares más grande de Estados Unidos. GM le alquila vehículos a los conductores de Lyft en Chicago y las empresas planean expandir el programa.

El mes pasado, Fiat y Google acordaron desarrollar unos 100 prototipos de conducción automática basados en la minivan Pacifica de la automotriz. Los vehículos serán utilizados por Google para probar su tecnología de conducción automática. El acuerdo es el primero de Google con una automotriz de gran tamaño desde que el gigante de la tecnología empezó a desarrollar coches que se manejan por cuenta propia en 2014.



Ver comentarios