Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Exhibición de Wiggins

EFE | Martes 10 julio, 2012



Exhibición de Wiggins
El ciclista británico da un paso al frente en busca del título

El británico Bradley Wiggins (Sky) dio un salto decisivo en el Tour de Francia al blindar su maillot amarillo alejando a Cadel Evans (BMC) en la general a casi dos minutos, después de una exhibición en la contrarreloj de la novena etapa que se ha disputado entre Arc-Et-Senans y Besançon con un recorrido de 41,5 kilómetros.
Wiggins, de 32 años, arrasó en la primera cita importante con el cronómetro y lideró también la fiesta del Sky, ya que su compañero y compatriota Chris Froome se mostró intratable con una segunda plaza a 35 segundos del jefe, desplazando al campeón olímpico, Fabian Cancellara (Radioshack) a la tercera, a 57 segundos del ganador.
El duelo Wiggins-Cadel Evans no tuvo color desde el inicio de la cronometrada. El australiano tendrá difícil revalidar el título, pues solo pudo ser sexto, a 1.43 minutos, la misma diferencia que le endosó en la pasada Dauphiné. El líder del BMC no encontró el golpe de pedal e incluso fue superado por su compañero estadounidense Tejay Van Garderen y por el francés Sylvain Chavanel.
El vuelo rasante de Wiggins, que rodó a 48,4 km/hora para conseguir su primera victoria en el Tour, endosó dos minutos a rivales como Vincenzo Nibali y Denis Menchov.
Reconocimiento general a Wiggins, el ciclista del año antes del comienzo en Lieja y empeñado en demostrarlo en el Tour, su gran objetivo después de haber brillado en lo más alto en la pista, con tres títulos olímpicos y otros tantos mundiales en persecución.
"Wiggo" ha cumplido su objetivo con el reloj, y ahora continuará controlando la carrera con la enorme maquinaria de su equipo. Y lo hará con los rivales bien alejados. Cadel Evans le sigue a 1.53 minutos, su amigo Froome a 2.07, Nibali a 2.23 y Menchov a 3.03. Diferencias que marcan una clara tendencia británica.
Hoy será el primer día de descanso que dispondrán los ciclistas.

Besançon, Francia/EFE