Enviar
Everest implacable

Enfermedad y tormentas detuvieron a Gineth

Luis Rojas
[email protected]

La costarricense Gineth Soto no logró su meta de alcanzar la cima del Monte Everest, debido a una afección pulmonar y fuertes nevadas que se dieron en esta montaña y le impidieron lograr su objetivo.
La información la suministró Jessica Soto, del Banco Nacional, quien detalló que la tica afirmó que volverá a intentarlo por el otro lado de la montaña, aunque la funcionaria no detalló si el Banco patrocinaría otra nueva expedición.
“Tenemos que valorar muchas c
osas y todavía es muy rápido para dar una respuesta, pero está claro que ella dio su máximo esfuerzo y si no subió, fue porque estaba en riesgo su vida”.
Soto llegó hasta los 7.100 metros quedando a poco más de 1.700 para tocar la cima del Everest a 8.848 metros de altura.
Gineth se vio afectada por la misma “tos del Khumbu” que en días pasados ya había puesto en peligro su ascenso, aparte de las fuertes tormentas de nieve que se dieron.
Gineth se encuentra ahora en el Campamento Base, a 5.300 metros de altitud, a donde debió regresar de urgencia por indicación médica, en procura de restablecerse de su dolencia.
“A los 7.100 metros, la tos me volvió con mucha violencia, por el frío, y me impidió continuar”, dijo Gineth al Banco, y agregó: “Me advirtieron del peligro de subir más. Fue una decisión muy dura, muy difícil (…) pero bajar del Everest rescatada, o en camilla, no era lo que yo quería para mí, ni para el Banco como mi patrocinador, ni para Costa Rica”.
Gineth, que volverá a Costa Rica en las próximas semanas, dijo que “quiero que todos los costarricenses sepan que puse todo mi esfuerzo, que siempre di el 100% y me mantuve hasta el final. De no ser por la tos, estoy segura de que lo hubiera logrado. Tengan la seguridad de que lo intentaré de nuevo”.
Soto volvería a subir el Everest, pero por la ruta del Tíbet, la que originalmente tomaría aunque no pudo debido al conflicto político que hay allí. “Por ese flanco las condiciones del tiempo no son tan inclementes y hay menor riesgo de enfermarse”.
Gineth también comentó que sus compañeros que subieron el miércoles toparon con la mala noticia de que dos montañistas suizos murieron en el descenso, luego de alcanzar la cima, y que otros alpinistas fueron rescatados cuando estaban en peligro de muerte.


Tos mortal

La tos del Khumbu, según describió Gineth, solo se cura descendiendo a menor altura, pues ningún medicamento la alivia.

“Cuanto más se asciende es peor, debido a la falta de oxígeno. Cada vez que respiras se siente como un puñal en los pulmones, y cada vez que toses, es como si las costillas se te clavaran en el estómago.
Es un dolor terrible, que además puede provocar ruptura de vasos sanguíneos, por lo violento de la tos”.
Ver comentarios