Enviar
España a imponer su fútbol
Los campeones del mundo arrancan un difícil camino por la cuerda floja de la Eurocopa

Con pies de plomo, así deberá enfrentar España a una Portugal que ante la campeona del mundo tiene mucho que ganar y menos que perder, mientras que sobre los monarcas del orbe y monarcas defensores de la Eurocopa, recae el peso de la victoria, ya que todos los números los dan en la final.
Vicente del Bosque y sus muchachos saben eso, pero también que una cosa es lo que se habla y se escribe fuera de la cancha, y otra, muy diferente, lo de adentro. ¿Motivos para preocuparse? Sí, una Portugal que se mueve muy bien por las alas; Nani por la derecha y Cristiano cuando se pega a la línea izquierda para arrancar desde ahí y peor cuando se le ocurre aparecer en el corazón del área, principalmente en las bolas muertas.
Qué interesante resulta pensar en un Casillas junto a Sergio Ramos atentos a su gran compañero en el Madrid, Ronaldo. ¿Qué pensarán?
Ah, pero el hombre que principalmente marcará a CR7 será el barcelonista Piqué, ¿quién con más autoridad para hacerlo? Le sobran clásicos de experiencia, algunos exitosos, otros por la calle de la amargura. Piqué le baja el tono al enfrentamiento explicando que “no será un duelo personal con Cristiano. Será un duelo colectivo, con muchas ayudas defensivas”.
No obstante, el asunto de España no pasa solo por pensar cómo detener a Ronaldo y compañía, sino cómo armar su toque – toque ante los lusitanos y ser ofensivamente eficientes, para resolver el partido lo más pronto posible. Aparte que cuanto más controle el balón España, más alejará a Ronaldo de su marco.
Ahora bien, la alternativa por las bandas se ha convertido en un buen aliado del fútbol español, principalmente cuando la orquesta de Andrés Iniesta y Xavi Hernández no logra filtrar sus melodías por el centro. Hay que reconocer que al igual que le sucedió al Barcelona, la receta contra el fútbol de España es esperarlos y enredarles el camino, por lo cual, una exitosa labor por las alas le daría más posibilidades a la selección de Del Bosque, y en eso puede jugar un papel fundamental el lateral izquierdo Jordi Alba, que ha andado con muy buen nivel en esta copa.
No obstante, deberá tomar en cuenta el veloz carrilero español que tener a Nani a las espaldas limita mucho el fervor ofensivo de cualquiera.
Por último, habrá que ver si la decisión del “Bigotón” de llevarse a su equipo a 1.900 kilómetros de distancia de donde será el partido, será un viaje que le pase la factura a la “Furia Roja”.
“Era como venir a casa. Descansar un par de días en un sitio que es como nuestro hogar, donde trabajamos con tranquilidad. Quizás me he podido equivocar, pero es decisión mía”, asumió Del Bosque.

Luis Rojas
[email protected]


Ver comentarios