Es tiempo ideal para ampliar Ruta 27
Enviar

En unos dos años, los usuarios podrían contar con la Ruta 27 ampliada, a un costo promedio de $6 al año por vehículo, adicional a lo que se paga actualmente, siempre y cuando la concesión se renovara este año.
El precio sería cómodo, suponiendo que los costos financieros se mantengan bajos durante los próximos años, dado el lento crecimiento de la economía mundial.
Los montos futuros no se pueden conocer con precisión; sin embargo, se trataría de una tasa de interés de alrededor del 7%, al tomar en cuenta las condiciones actuales, en comparación con el 12% que se paga por el contrato de concesión actual, vigente desde 2008.
El costo de la ampliación sería de unos $400 millones, incluidos los puentes.
Globalvia, la concesionaria vigente, podría encargarse del nuevo proyecto, adicional al actual; de lo contrario, se podría otorgar la obra a otra empresa, incluida la franja ampliada, cancelando el saldo del contrato a Globalvia, de unos $1.000 millones.

 

Los usuarios en unos dos años podrían contar con la Ruta 27 ampliada a un costo promedio de $6 al año por vehículo, adicional a lo que se paga actualmente, siempre y cuando la concesión se renovara este año.
El precio sería cómodo, al suponer que los costos financieros se mantengan bajos durante los próximos años, mientras hay poca demanda por el dinero en una economía mundial débil.
Se trataría además de la distribución del costo en una cantidad mayor de usuarios, ya que el parque de los vehículos crece cada año.
Los usuarios sacarían mayor provecho aún de la Ruta 27 ampliada, si avanzara el plan de desarrollar el futuro aeropuerto internacional en Orotina.
Los costos futuros del proyecto no se pueden conocer con precisión, incluso se involucrarían factores como la inflación en Estados Unidos.
Sin embargo, se esperaría durante varios años pagar una tasa de interés de alrededor del 7%, al tomar en cuenta las condiciones actuales, en comparación con el 11,6% que se paga por el contrato de concesión vigente desde 2008.
El 7% representaría la tasa aproximada del 2% de los bonos de tesoro de Estados Unidos, más el 5% por el riesgo país, así como de la obra, que era la fórmula utilizada en la propuesta original.
En ese entonces, la tasa de los bonos de tesoro de Estados Unidos era del 6%.
La ampliación, que duraría unos dos años, implicaría hacer un contrato nuevo —que podría ser de unos 20 años— tras cancelar el actual, incluido el saldo de la deuda de unos $1.000 millones.
En cuanto al costo de la nueva obra, se trataría de unos $400 millones para la ampliación de la vía a cuatro carriles, en las partes donde actualmente está conformada por dos o tres, y a seis carriles, en las secciones actualmente conformadas por cuatro, de acuerdo con el Consejo Nacional de Concesiones.
El monto incluiría la construcción de los puentes gemelos a lo largo de la ruta, que conecta San José con Caldera.
Globalvia, la concesionaria vigente, podría encargarse del nuevo proyecto, adicional al actual.
De no querer hacerlo, se podría otorgar la obra a otra empresa, incluida la franja ampliada, cancelando el saldo del contrato a Globalvia.
Sería cuestión además de ajustar el plazo del contrato actual, de modo que todas las partes de la obra venzan en la misma fecha, que podría ser 2038, tras 20 años de concesión, al suponer que la ampliación esté lista en 2018.

201604062011400.recuadro-10-11.gif


Ver comentarios