Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Energías renovables y gas natural

Roberto Dobles [email protected] | Lunes 30 abril, 2012



Energías renovables y gas natural


Las fuentes renovables de energía son importantes para el mundo y muy variadas; la mayoría de ellas dependen del estado de la naturaleza en el momento en que se requiere su producción. Tienen características intrínsecas diferentes entre sí, tales como los patrones de producción, las disponibilidades, la variabilidad en el tiempo, las vulnerabilidades y los costos.
La producción y los costos dependen de factores como la intermitencia, dependencia climática, localización geográfica y variabilidad del recurso en el sitio. Se requiere así un apoyo en energía firme para enfrentar estas situaciones. Por ejemplo, cuando el viento no sopla, el sol no brilla o los caudales de los ríos disminuyen, algo tiene que cubrir este faltante, y ese algo es la energía primaria firme que debe tener todo sistema eléctrico para asegurar la continuidad y la calidad del servicio.
En Costa Rica, las fuentes renovables de energía se usan básicamente para la generación eléctrica. El respaldo necesario con energía firme se ha dado primordialmente con petróleo importado caro y vulnerable, a través de las plantas térmicas que consumen bunker y diesel y cuyo costo de generación es mayor que el de la generación de las fuentes renovables.
A excepción de algunos países como Costa Rica, en el mundo no se utiliza ni bunker ni diesel para generar electricidad, se utiliza gas natural. El costo de generación con este es menor que el de generación con bunker y diesel y con las energías renovables. El petróleo importado ya no es una opción apropiada.
Por su bajo costo de instalación y operación, firmeza en la generación, rapidez en la construcción y entrada inmediata en producción, la fuente de preferencia a nivel internacional es el gas natural, la cual se está convirtiendo en la fuente de energía primaria ‘hermana’ de las energías renovables, porque permite aumentar el desarrollo de las energías renovables reduciendo los costos y las vulnerabilidades del sistema.
Tal como lo señalan los expertos, “el gas natural tiene un papel clave en la producción de electricidad. En primer lugar, la generación para satisfacer la alta demanda de electricidad en los picos y en segundo lugar, como energía de respaldo para las energías renovables” . Por ejemplo, en las épocas de sequía cuando la capacidad de generación con renovables no es suficiente para satisfacer toda la demanda, el gas natural es ideal para proveer la necesaria reserva y respaldo energético que todo sistema eléctrico necesita para enfrentar la variabilidad de las renovables y las contingencias.
En lugar de utilizar bunker y diesel caros importados, si el país utilizara gas natural, y eventualmente nacional, la operación del sistema eléctrico sería de mucho más bajo costo, mucho más amigable con el ambiente y mucho más seguro en su abastecimiento.
El costo de la generación de la energía firme no solamente será mucho menor que el costo de la generación con bunker y diesel, sino que también será menor que el costo de la generación con las energías renovables. Consecuentemente, las tarifas eléctricas bajarían, como ya ocurre en muchos países, contando además con un respaldo energético ambientalmente superior y con mayor seguridad energética (y económica).

Roberto Dobles
Experto en temas energéticos






NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...