Enviar
Caja comenzó a cobrar por estudiantes privados
En el limbo 675 internos médicos
Costo por cupo ronda los ¢6 millones al año

Unos 675 estudiantes de medicina que realizan su internado en hospitales y clínicas públicos de nuestro país se encuentran en el limbo.
Mientras la Caja Costarricense de Seguro Social insiste en cobrar ¢480 mil mensuales por cada uno, las universidades privadas aseguran que no pueden pagarlo.
Este cobro, denominado campo clínico, surgió hace unos días, producto de un fallo del Tribunal Contencioso Administrativo.
“La estructura de costos que usa la Caja es una tontería, suma salarios de especialistas que ganan hasta ¢11 millones al mes y hasta el costo de lavar un uniforme”, aseguró Helia Betancourt, rectora de la Universidad Federada.
El estudiante va a trabajar gratis o si es becado, por un tercio de lo que le cuesta a la Caja un médico general recién contratado, agregó Betancourt.
Las universidades no tienen el dinero para hacer frente a semejantes pagos, asegura Mariela Escalante, decana de Ciencias de Salud de la Universidad Autónoma de Centroamérica.
“Basamos nuestro presupuesto en el ingreso por concepto de matrícula y colegiatura, no tenemos una maquinita de hacer dinero”, explicó.
“Seríamos el único país que cobraría a los internos por brindar su trabajo, su conocimiento y su esfuerzo, cuando lo correcto sería que la institución les pague y los asegure por el trabajo que hacen, en vez de cobrarles esa locura de plata”, dijo Pablo Guzmán, de UCIMED.
Por su parte, autoridades de la Caja exponen que no se trata de una decisión antojadiza, sino que corresponde a la aplicación del fallo de una autoridad judicial.
La estancia de los internos en los centros médicos tiene un costo administrativo institucional muy importante y se mantienen abiertas las puertas a todos los internos, señala Zeirith Rojas, gerente médica de la Caja.
En la actualidad estudiantes de medicina, farmacia y microbiología realizan su internado rotatorio universitario, el cual es un requisito de graduación.
Este se realiza durante el último año de la carrera y ahí el estudiante rota por varios servicios en todas las áreas.
Sin el trabajo de los internos, los hospitales y clínicas del país sufrirían un faltante de fuerza laboral y la Caja tendría que pagar millones de colones más para la contratación de médicos, farmacéuticos y microbiólogos.

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios