Logo La República

Miércoles, 29 de mayo de 2024



NACIONALES


Casos son aislados en Costa Rica y no una industria

En estos momentos la Policía Judicial tiene la capacidad para someter a secuestradores: Gerardo Castaing

El limitado presupuesto y la migración desordenada de personas con conocimiento militar son amenazas

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Jueves 06 julio, 2023


Gerardo Castaing, experto en materia de seguridad y antisecuestros. Cortesía/La República.
Gerardo Castaing, experto en materia de seguridad y antisecuestros. Cortesía/La República.


La detención de ayer de una banda criminal dedicada al secuestro demuestra que en Costa Rica la Policía Judicial tiene en estos momentos la capacidad necesaria para “identificar, localizar y someter a la justicia a los criminales”, según Gerardo Castaing, experto en materia de seguridad y antisecuestros.

No obstante, el limitado presupuesto y la migración desordenada de personas con conocimiento militar son elementos que podrían derivar en un aumento de la criminalidad en Costa Rica, sobre todo ahora que se aplica mano dura en varios lugares del continente.

Lea más: Desarticulan banda sospechosa de secuestrar a empresarios

Por el momento, los casos de secuestro son aislados y no constituyen una industria como ocurre en Colombia y México, por ejemplo.

El experto pide no bajar la guardia y tener cuidado para que la inseguridad no se vuelva incontrolable.

¿Qué tan grave es el fenómeno del secuestro en Costa Rica?

Yo diría que el secuestro predatorio o por extorsión es aislado y no una industria en Costa Rica, como ocurre en otros países como Colombia y México, donde las guerrillas y los narcotraficantes cometen estos crímenes. Incluso hay personas que viven de esto de manera regular.

En esos lugares, la policía no es capaz de identificar a los secuestradores y mucho menos detenerlos.

En nuestro país, se trata de un fenómeno de repetición, de imitación. Por ejemplo, se produce un secuestro y no es extraño que otro grupo criminal que se dedica a otra actividad ilícita, como la venta de carros robados o estafas, considere imitar a este grupo y cometer un secuestro, por lo que los casos pueden darse por períodos.

Lea más: Homicidios llegarían a los 800 casos al terminar el año

¿Por qué considera usted que la policía costarricense tiene la capacidad para frenar este fenómeno?

El hecho de capturar a la banda criminal que estuvo involucrada en el secuestro de la semana pasada y el que se cometió en enero anterior contra el empresario Jorge Angulo demuestra que las autoridades tienen el tema bajo control.

En estos momentos, existe la capacidad necesaria para identificar, localizar y someter a la justicia a los criminales, y eso, para efectos de seguridad, es sumamente importante.

En Honduras y El Salvador hay mano dura contra el fenómeno criminal, a la vez que en México hay una guerra contra el narcotráfico. ¿Existe el riesgo de que el secuestro aumente en Costa Rica debido a la migración de criminales?

Sí, claro, es un riesgo.

La inestabilidad política y social en la región es un factor a considerar en el eventual crecimiento de este tipo de crimen en Costa Rica. Usted menciona El Salvador, Honduras y México, pero, por ejemplo, de los países del sur tenemos una migración fuerte de Venezuela, Colombia y Perú, y algunas de las personas que ingresan a Costa Rica tienen formación militar y pueden llegar a conformar una banda.

Recuerdo que, por ejemplo, hace tiempo hubo una banda de Venezuela operando en Costa Rica. A ello, hay que agregar que el territorio tico ya es parte de una guerra entre bandas de narcotraficantes de México y Colombia.

Costa Rica vive momentos de estrechez fiscal, ¿es preocupante el presupuesto de la policía especializada en esta materia?

En efecto, es un asunto que preocupa mucho y no solo en la policía especializada que se ocupa del tema del secuestro.

He insistido mucho en distintos foros en la urgencia de recuperar el país. Por ejemplo, hay lugares en Costa Rica donde el hampa tiene el control, donde el narcotráfico tiene influencia y los policías del Ministerio de Seguridad Pública, que son el primer nivel de contención, no cuentan con los recursos necesarios. Sé que hay casos de policías que no pueden salir a patrullar porque tienen sus zapatos rotos, entonces, no hay insumos.

Pienso que para superar esta situación, se debe fortalecer a la policía, de manera que se adueñen de los distritos de manera efectiva. De esta manera, podremos recuperar el país.

En lo personal, no veo las verdaderas intenciones del gobierno de aumentar el presupuesto de Seguridad y del OIJ. Esto es fundamental, porque si no se realiza una buena investigación, los delincuentes van a salir libres.


Perfil


Nombre Gerardo Castaing
Experiencia
• Catedrático universitario Criminología-Criminólogo Fforense
• Ex Jefe OIJ-Criminalista
• Asesor Antisecuestros


NOTAS RELACIONADAS


La situación de los homicidios en Costa Rica no es una situación nueva, como han querido hacer ver alguien o algunos, dijo el presidente Rodrigo Chaves. Archivo/La República.

Menos crimen, más violencia

Viernes 14 abril, 2023

En lo que llevamos del año, país reporta un descenso de 5% en estadísticas delictivas, según OIJ

Costa Rica reportó en enero el mes más violento de su historia con 73 homicidios. Melina Ajoy, diputada del PUSC, aboga por más recursos policiales. Cortesía/La República.

Costa Rica reporta casi cinco veces más homicidios que El Salvador

Martes 21 febrero, 2023

Política de mano dura es un “canto de sirena”, según especialistas en derechos humanos







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.