Electricidad y combustibles disparan  gastos en empresas
“Abrir un negocio al inicio es difícil, sin embargo creo que mantenerlo es igual de duro”, dijo Gabriela Cortés, propietaria de Kcao Fashion. Esteban Monge/La República
Enviar

Comercio, construcción y transporte son los segmentos más perjudicados

Electricidad y combustibles disparan  gastos en empresas

Variación acumulada de enero a setiembre llegó al 3,4%

Los combustibles, la electricidad y servicios públicos son los rubros que repercutieron para que las empresas gasten más en la elaboración de sus productos o servicios.
Es por esos elementos que creció la variación acumulada entre enero y setiembre de 2014 al 3,4%, cuando el mismo periodo del año pasado registró un 3,0%, según el Índice General de Costos Empresariales.


Los sectores más afectados fueron construcción, comercio, hoteles y hospedaje, finanzas, entre otros.
Gran parte de las oscilaciones en los precios de los servicios públicos a lo largo de los últimos dos años han marcado la pauta del crecimiento en los costos empresariales, seguidos por el costo de los transportes y los servicios privados.
Los índices permiten que las empresas conozcan en qué puntos están gastando más, para estudiar si se pueden minimizar o abordar de otras maneras los costos empresariales.
“Igualmente permiten al Gobierno tomar decisiones para tratar de bajar los precios de los combustibles o electricidad para saber qué tanto golpea a los sectores, y cuáles de ellos saldrían más perjudicados”, explicó Luís Loría, presidente del Instituto de Desarrollo Empresarial y Acción Social (Ideas).
Los grupos de insumos utilizados para estimar la canasta de costos empresariales muestran que el combustible llegó a un 17,2%, y los servicios privados, ya sea reparación, financiamiento y servicios médicos, subieron al 6,0%.
Sin embargo, la variación interanual se redujo casi un punto porcentual, pasando del 6,1% al 5,2%.
En el sector construcción, por ejemplo, existen otros índices que dan respaldo para que los empresarios estén enterados de los costos.
Uno de ellos es el índice de precio de la construcción del INEC.
En el rubro de edificios, los precios para su construcción se han incrementado un 5,1% interanualmente, y en el segmento de vivienda, los precios han subido un 6,8%.
“Sobre las medidas que pueden hacer los empresarios, no hay mucho que se pueda realizar, ya que hay que acostumbrarse a ello, pero sí ha perjudicado considerablemente a las compañías los vaivenes de los costos, ya que no se puede contabilizar y medir la situación a largo plazo”, explicó Guillermo Carazo, presidente de la Cámara de la Construcción.
Además de los costos, los empresarios se tienen que enfrentar a varios desafíos al manejar un negocio, que en algunos casos escapan de sus controles.
Esto se ve reflejado en el índice Doing Business 2015. Aunque se redujo el tiempo para colocar electricidad y pagar impuestos, persiste la elevada tramitología y la complicación en el comercio transfronterizo.
“Abrir un negocio al inicio es difícil, sin embargo, mantenerlo es igual de duro. Pago más de ¢400 mil para desalmacenar una caja y una cantidad parecida para importarla, a eso hay que sumar los precios de los servicios públicos”, explicó Gabriela Cortés, propietaria de Kcao Fashion.
El estudio fue elaborado por el Instituto de Desarrollo Empresarial y Acción Social, con apoyo de Caatec y el Observatorio de Comercio Exterior de la UNED.

Raquel Rodríguez
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios