Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



ACCIÓN


¡El tricampeón vive!

Luis Fernado Rojas [email protected] | Lunes 16 abril, 2012



¡El tricampeón vive!
Vence a Limón se mete de cuarto a la fila y ya no depende de otros

Las flores para el muerto se marchitaron, las tarjetas para el difunto siguen pendientes y las condolencias siguen convirtiéndose en felicitaciones porque el tricampeón no dobla la rodilla y ahora hasta osa soñar en el “Tetra”.
Ayer Alajuelense venció a Limón, 2 a 0, y dejó de depender de lo que hagan otros equipos. El partido tuvo dos episodios. Uno angustiante, en el que Alajuelense fue más esfuerzo que técnica, y otro en el que los rojinegros lograron aterrizar su fútbol para luego volar con sus alas hacia la victoria.
Limón se paró bien, apostó a esperar, recuperar y contragolpear, pero su línea de ataque apenas se insinuó y salvo una acción que González le tapó a Francis, los verdolagas se mostraban inofensivos.
No obstante, los liguistas sufrían porque el 0-0 era una derrota para ellos. Lo mejor del Alajuelense salía de los pies de un Cristian Oviedo, uno de los que mejor tocan el balón en su equipo, y Diego Calvo, esforzado y picante y que ayer pagó con creces la confianza que su entrenador ha depositado en él.
La complementaria fue otra cosa. La Liga activó a sus carrileros; Meneses y Salvatierra se tornaron protagonistas y en solo dos minutos Christopher propició una fuga, que terminó en centro para Salvatierra y de este para Alpízar que de nuevo apareció a la hora buena.
El gol lo cambió todo. La Liga bajó la tensión, Limón aumentó el interés ofensivo, lo que aprovecharon los rojinegros para buscar espacios y al 61’, Calvo en acción individual lleva el balón hasta Oviedo que la pega como los dioses y pone el de la tranquilidad en la cabaña limonense.
Después de eso, la Liga fue control y Limón ganas, pero sin argumentos, al final los dos salieron sonriendo, los rojinegros con los dos puntos que añoraban y los limonenses con un taquillón, que se dice podría oscilar entre ¢80 millones y ¢100 millones, fondos que este equipo necesitaba con urgencia.
Aunque a la Liga todavía le quedan dos difíciles escaños, para alcanzar la clasificación, ahora sí es cierto que se puede permitir soñar.

Luis Rojas
[email protected]