Enviar

Dudas frenarían nueva Ley de Trasplantes

201306210929011.cirugia.jpg
Tras la detención de un médico por el supuesto trá co de órganos a inicios de esta semana, diputados de varias fracciones plantean hacer un alto en la discusión de un proyecto de ley sobre este tema, con el objeto de cerrar los portillos existentes a esta práctica.

La idea es fortalecer los controles para los centros médicos privados que realizan estos procedimientos, así como establecer un capítulo de sanciones en la iniciativa, que en estos momentos no existe.

Asimismo, se pretende dejar las reglas claras en cuanto al donante vivo no relacionado y de esta forma, evitar que este dé su consentimiento a ofrecerse como voluntario, previo al pago de una suma.

El plan estará en el principal lugar de la agenda legislativa a partir de este lunes, por lo que en principio podría votarse en primer debate.

No obstante, esto último es poco probable debido a la preocupación que se generó entre los diputados tras la detención del galeno, pues se comprobaron las denuncias hechas por el diario El Universal de México, sobre una supuesta banda que se dedicaba a este negocio en el país.

El médico de apellido Palma y detenido por las autoridades desde hace más de una década era jefe de Nefrología del Hospital Calderón

Guardia. Junto a él, la Fiscalía también acusó a una mujer policía de 32 años que supuestamente se encargaba de conseguir los donantes de riñones a cambio de ¢10 millones.

Ambos guardan prisión preventiva.

“A menos que queramos que Costa Rica se convierta en una clínica abierta de trasplantes de órganos, no debemos aprobar el proyecto que hemos venido discutiendo todavía, pues hay varias de ciencias”, expresa Luis Fishman, diputado independiente.

Hay legisladores que van más allá y creen que el proyecto no solo debe enmendarse con unas cuantas mociones, sino detener su trámite, iniciar una comisión investigadora y renovarlo a la luz de los nuevos acontecimientos.

Ese es el caso de María Eugenia Venegas, legisladora del PAC, quien presentó una moción en ese sentido que quedó a la espera de discutirse.

No obstante, hay otras legisladoras como Rita Chaves, jefa de fracción del PASE, quienes consideran que no hay que darle más largas al asunto.

Esto, porque la nueva ley de trasplantes ya lleva más de dos años de estarse discutiendo y más importante aún, porque la propuesta tal y como está, “cumple con la  scalización necesaria para evitar el trá co”.

En cuanto al capítulo de sanciones que propone Fishman, Chaves indica que este no es necesario, pues el Código Penal establece el delito de trata de personas con  nes de extracción ilícita de órganos.

“Lo que se requiere de la ley es controlar todas las instituciones privadas que están a la libre, y esta propuesta es la respuesta adecuada.

No es necesario un capítulo de sanciones, pues ya hay una pena de hasta 16 años para las personas que cometan este delito”, concluyó Chaves.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios