Despega final de era de transbordadores
Enviar
Despega final de era de transbordadores
Atlantis desafía mal tiempo y parte en última misión


El Atlantis desafió al mal tiempo y partió rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI) en un lanzamiento "perfecto" que marcó el viernes el comienzo de su última misión y el final de la era de los transbordadores.
El comandante Chris Ferguson, el piloto Doug Hurley y los especialistas de misión Sandra Magnus y Rex Walheim completan la reducida tripulación de este histórico viaje, que ha sido seguido por miles de personas en Florida (EE.UU.) y en todo el mundo.

El Atlantis partió tres minutos más tarde de lo previsto, ya que unos segundos antes del despegue el centro de control detuvo la cuenta atrás.
Los técnicos tuvieron que verificar con las cámaras del transbordador que el brazo de ventilación de oxígeno se había soltado, ya que uno de los paneles de mando indicaba que continuaba agarrado.
Según el director del lanzamiento, Mike Leinbach, tras la oportuna "verificación" el equipo decidió continuar adelante para no desperdiciar la ventana de oportunidad para el lanzamiento.
La NASA contaba con una horquilla de diez minutos para efectuar el viernes con éxito el despegue y si hubieran tenido que aplazarlo, no habrían podido hacerlo hasta el sábado o el domingo.
Tras el lanzamiento, el buen humor se hacía patente en la rueda de prensa habitual que suelen dar los jefes de la misión. "Tuvimos suerte, nos lo jugamos a suertes con una moneda en la oficina y tuvimos suerte", bromeó Leinbach.
Junto al director del lanzamiento comparecieron el administrador adjunto para operaciones espaciales de la NASA, William Gerstenmeir; el director de coordinación de lanzamientos del programa de los transbordadores, Mike Moses, y el director del Centro Espacial Kennedy, Bob Cabana.
"Ha sido algo muy especial, muy emotivo", señaló Gerstenmeir, quien destacó el "tremendo profesionalismo" del equipo que ha participado en el lanzamiento de esta última misión y agradeció a todos lo que han trabajado en este programa su dedicación.
Gerstenmeir señaló que todavía queda mucho trabajo por delante en esta misión de doce días que prevén prolongar un día más.
Por su parte, Moses consideró que el programa de los transbordadores "termina exactamente como debía": "Hemos construido la Estación Espacial Internacional, la estamos cargando para el futuro y la dejamos realmente preparada".
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió una declaración en la que agradeció a todos los trabajadores de la NASA el haber hecho posible que el país liderara la era espacial.
"El lanzamiento de hoy marca el final de los transbordadores, pero nos impulsa hacia la próxima era de nuestra aventura sin fin" que, según recordó el presidente, tratará de llevar a los estadounidenses nada menos que a Marte.
En su última misión, el Atlantis transporta al laboratorio de la EEI un experimento para desarrollar vacunas contra enfermedades gastrointestinales, como la provocada por la salmonella, con el fin de abrir una fase de investigación sobre el comportamiento de estas bacterias en condiciones de microgravedad.
También lleva el módulo multiusos Rafaello, lleno de suministros y piezas de repuesto suficientes para mantener las operaciones de la estación una vez que dejen de funcionar los transbordadores.
Por último, forma también parte de su cometido el experimento Robotic Refueling Mission (RRM), diseñado para demostrar y probar herramientas, tecnologías y técnicas necesarias para reabastecer mecánicamente a los satélites en el espacio.
De vuelta, traerá a la Tierra una pieza estropeada del sistema de bombeo de amoniaco, que fue recientemente reparada, para ayudar a entender a los ingenieros el motivo del fallo y mejorar el diseño de futuras naves.
El Atlantis fue bautizado así por la primera embarcación del Instituto Oceanográfico de Woods Hole (Massachusetts), que realizó investigaciones oceánicas de 1930 a 1966.
La nave ha realizado 32 vuelos espaciales y ha recorrido 194.168.330 kilómetros. En total ha pasado 293 días, 18 horas, 29 minutos y 37 segundos en el espacio.
Desde hace días cientos de personas se acercaron a las localidades costeñas cercanas al Centro Espacial Kennedy para ver el último lanzamiento, como Gerry Evans, que viajó con su esposa desde Little Rock (Arkansas), porque "esto es parte de la historia y yo quiero estar aquí".

Cabo Cañaveral
EFE

Ver comentarios