Logo La República

Jueves, 28 de enero de 2021



NACIONALES


Empleo público y cierre de instituciones debe discutirse, según oposición

Desconfianza en un gobierno “gastón” hace a diputados exigir detalles de acuerdo con FMI

Negociaciones con organismo multilateral iniciarán en enero

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 16 diciembre, 2020

Mujer hablando
“No le daremos un cheque en blanco al gobierno”, según Carmen Chan, jefa de Nueva República. Archivo/La República.


Hasta que no se conozcan los detalles del acuerdo de ajuste estructural con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la oposición en el Congreso no estaría dispuesta a validar ningún nuevo préstamo para el gobierno de Carlos Alvarado.

La desconfianza en un gobierno “gastón” hace que los legisladores rechacen un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por $250 millones, sin importar que este le ahorraría al país $91 millones en intereses en los próximos siete años.

La preocupación de los legisladores se debe a que Alvarado solo impulsaría una agenda de corto plazo, para terminar su gobierno sin mayores sobresaltos y sin resolver el problema del déficit fiscal.

Impulsar ajustes estructurales en el gasto, incluida una reforma al empleo público y el cierre y fusión de instituciones públicas, son las demandas de los diputados.

“Los $1.750 millones que se negociarían con el FMI, le permitirían al país entrar en una estabilidad fiscal y una ruta financiera nueva, promoviendo la confianza y productividad del país; sin embargo, para que ello ocurra, el gobierno debe dejar de pensar en el corto plazo y construir la ruta de largo plazo de una vez por todas. Señor Presidente no improvisemos más y resolvamos esto de una vez por todas”, dijo Luis Fernando Chacón, jefe de fracción de Liberación.

Ayer, al cierre de edición, la disputa entre el gobierno y los diputados por el préstamo con el BID se mantenía, sin embargo, el Congreso decidió adelantar su receso a partir de este martes y con ello, el préstamo con el BID quedó descartado, ya que se había dado plazo hasta el 6 de enero para aprobarse.

El adelanto de las vacaciones se dio por un brote de Covid-19 en la barra de prensa y los legisladores regresarán a laborar el 11 de enero.

Desde el inicio de esta administración el Congreso ha aprobado créditos por más de $1.700 millones, además del plan de eurobonos y una reforma fiscal.

Lea más: Carlos Avendaño: “El gobierno no tiene liderazgo y es además irresponsable con el manejo del dinero”

Por otra parte, el congreso tuvo en su segundo año de trabajo el período más fructífero -con leyes sustantivas – en 34 años, según el último informe del Estado de la Nación.

En ese sentido, los legisladores se quejan de una falta de compromiso del Ejecutivo para recortar el gasto.

“Estamos ante un Ejecutivo que no nos ha dado la confianza para creer en sus promesas y ahora quiere hacer creer a los costarricenses, que la culpa de la no aprobación de este proyecto es de la Asamblea Legislativa”, dijo María Inés Solís, diputada de la Unidad.

Lea más: Laura Guido: “Obstrucción a préstamo con el BID es irracional e irresponsable”

Mientras tanto, el gobierno aseveró ayer que la decisión que tomaron 26 diputados en relación con el financiamiento del BID le cuesta $91 millones a todos los costarricenses.

“Pudiendo pagar intereses de 2,8% anual, han obligado a que se paguen intereses de 8% anual, es decir casi 3 veces más caro. Y además privan de $25 millones que se destinarían a la Caja”, dijo Agustín Castro, ministro de Comunicación.


Transparencia


El gobierno ha fallado en su labor de generar confianza con otros actores políticos y por ello, la oposición le niega la aprobación de más créditos.

Carlos Avendaño

Diputado
Restauración


Se les ha pedido cuál es el plan de reactivación económica, y no lo ponen en la mesa. Se les ha pedido cuáles son las propuestas específicas que ha llevado el Gobierno a la negociación con el FMI, tampoco han querido dar esas propuestas. Ha faltado liderazgo, responsabilidad de poner todas estas cosas en la mesa, y las consecuencias las sufre el país.

Luis Fernando Chacón

Diputado
Liberación


Los $1.750 millones que se negociarían con el FMI, le permitirían al país entrar en una estabilidad fiscal y una ruta financiera nueva, promoviendo la confianza y productividad del país; sin embargo, para que ello ocurra, el gobierno debe dejar de pensar el corto plazo y construir la ruta de largo plazo de una vez por todas. Señor Presidente no improvisemos más y resolvamos esto de una vez por todas.

Carmen Chan

Jefa de fracción
Nueva República


Con el PAC como administrador de Costa Rica este préstamo sería igual a botar la plata.
El gobierno trató de justificar con mentiras y con su política de miedo, el proyecto de aprobación de un préstamo por $250 millones con el BID, pero nos opusimos porque no le daremos al PAC un cheque en blanco para que siga gastando y endeudando a Costa Rica.

María Inés Solís

Diputada
Unidad


Estamos ante un Ejecutivo que no nos ha dado la confianza para creer en sus promesas y ahora quiere hacer creer a los costarricenses, que la culpa de la no aprobación de este proyecto es de la Asamblea Legislativa , cuando son ellos quienes han presentado proyectos mal redactados y han pretendido usar el dinero ahorrado de intereses, para gasto corriente.
No vamos a dar opción alguna para que el ejecutivo utilice de manera irresponsable el dinero de los costarricenses.


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.