Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Desarrolladores de Manhattan planean década más activa para torres desde los 80

Redacción La República [email protected] | Lunes 23 mayo, 2011



Desarrolladores de Manhattan planean década más activa para torres desde los 80

Los desarrolladores de Manhattan están planeando la década de más construcción de oficinas desde los años 80, apostando al aumento de la demanda de espacios modernos aun con inquilinos que no han firmado contrato y una menor disponibilidad de financiamiento.
Más de 25 millones de pies cuadrados (2,3 millones de metros cuadrados) de proyectos se encuentran en construcción o podrían construirse en los próximos nueve años, según la inmobiliaria Cassidy Turley.
Desarrolladores como Related Cos. y los fideicomisos de inversión en propiedades (REIT, por sus siglas en inglés) Boston Properties Inc. y Vornado Realty Trust están en conversaciones con potenciales inquilinos mientras aceleran los planes para la construcción de torres. Algunos, como Vornado, podrían avanzar incluso sin contratos de alquiler.
Los constructores y los agentes de bienes raíces dicen que Manhattan está listo para este auge, y mencionan el interés de las empresas por lo último en confort, eficiencia energética y capacidad tecnológica en una zona donde más del 60% de los edificios tienen por lo menos medio siglo de antigüedad. Para los desarrolladores, los riesgos consisten en competir por inquilinos y en tener que poner más dinero ya que los bancos son reacios a financiar nuevos proyectos cuando apenas han pasado tres años de la crisis crediticia.
“Los desarrolladores prevén mejoras en los factores fundamentales que todavía no se han visto”, dijo Sam Chandan, profesor adjunto de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania y economista principal de la firma de investigación inmobiliaria Real Capital Analytics Inc. “Los prestamistas que podrían financiar las nuevas construcciones siguen mostrándose cautelosos. Se podría decir que los desarrolladores tendrán que trabajar de manera creativa con los prestamistas para conseguir financiamiento”.
El porcentaje de oficinas vacías en Manhattan cayó al 12,2% al 30 de abril, tras haber llegado a un máximo del 13,5% en marzo del año pasado, según Cassidy Turley de Nueva York. En septiembre de 2007, esa tasa era del 6,7%. Los alquileres Clase A —los de los edificios de la más alta calidad que serían más parecidos a las torres nuevas— subieron por séptimo mes en abril a $59,65 el pie cuadrado. El récord fue $88,37 en mayo de 2008.
Contando los edificios terminados el año pasado, Manhattan podría contar con 28,5 millones de pies cuadrados de nuevo espacio de oficinas en esta década. En los años 90, solo se construyeron 7,4 millones de pies cuadrados, y en la primera década de este siglo, 18,5 millones, según Cassidy Turley. En los años 80, se edificaron 47,2 millones de pies cuadrados de oficinas.
Sus 450 millones de pies cuadrados de oficinas hacen de Manhattan el mayor mercado de Estados Unidos.
“Estamos llegando al punto en que es lógico construir edificios nuevos y los desarrolladores están dispuestos a salir de la madriguera”, dijo Robert Sammons, vicepresidente de investigación de Cassidy Turley. Las empresas inmobiliarias que acumularon dinero durante la recesión ahora quieren tomar la delantera, dijo.
Boston Properties, el mayor REIT de Estados Unidos, podría ser el primero en comenzar a edificar, con el posible inicio de la construcción de un proyecto interrumpido en el cuarto trimestre. La compañía con sede en Boston se halla en las etapas finales de las negociaciones con el estudio de abogados Morrison Foerster LLP para levantar la torre de 1 millón de pies cuadrados proyectada en la Octava Avenida y la calle 55 oeste, dijo una persona con conocimiento de las conversaciones.
“Estamos trabajando en reunir los recursos para estar en condiciones de iniciar el proyecto”, señaló el presidente de Boston Properties, Douglas Linde, en una entrevista telefónica. “Se ha producido un cambio fundamental en la visión de la gente sobre el lugar adonde irá y donde quiere estar y sobre la disponibilidad de propiedades de alta calidad de Nueva York”.
En una llamada en conferencia del 3 de mayo, Linde dijo que la empresa estaba en negociaciones “activas” con un inquilino que no nombró que tomará el 20% del edificio.
Vornado tiene en marcha dos proyectos para el Midtown. Uno es el de Penn Plaza 15, una torre de 2,8 millones de pies cuadrados planeada para el solar del Hotel Pennsylvania en la Sétima Avenida, frente a Penn Station. Anthony Malkin, operador del edificio Empire State, el año pasado hizo todo lo posible por detener la construcción, diciendo que el rascacielos de 1.215 370 metros estaba demasiado cerca del suyo y arruinaría la vista. El Consejo Municipal de la Ciudad de Nueva York aprobó el proyecto de todos modos.
El presidente de Vornado, Steven Roth, el 15 de abril dijo en una carta a los inversores que la empresa no avanzará con esa torre sin tener un inquilino importante.
El otro proyecto, dijo en una cena el mes pasado, una torre de 1,5 millones de pies cuadrados que se edificará sobre la Terminal de Omnibus de la Port Authority en la calle 42 y la Octava Avenida, podría empezarse sin haber firmado contrato con un inquilino.

Nueva York