Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Deportivo dice adiós

Redacción La República [email protected] | Lunes 23 mayo, 2011



Deportivo dice adiós
Una temporada llena de errores lo envió a la segunda división


El Deportivo pasó de la ilusión al infierno en una temporada marcada por los errores de la directiva, los bandazos del técnico, un pésimo arranque de campeonato, el mal juego durante la mayor parte del curso, un carrusel de lesiones y la nula capacidad de sus jugadores para marcar goles, un cúmulo de despropósitos que le han llevado a Segunda 20 campañas después.
Miguel Angel Lotina comenzó la pretemporada “mucho más ilusionado” que la temporada anterior y con la intención de “jugar mejor” porque creía que tenía la plantilla con más calidad de las que había manejado en el Deportivo, al que llegó en la temporada 2007-08, pero su previsión no se cumplió.
Se fue Filipe Luis al Atlético por 12 millones de euros; Sergio acabó su contrato y se marchó al Levante; se desvinculó Mista, y los coruñeses renovaron la plantilla con el mínimo desembolso en fichajes.
El traspaso de Filipe tuvo como consecuencia la incorporación de Rubén Pérez, cedido; también llegaron un prometedor uruguayo, Jonathan Urretaviscaya ‘Urreta’, cedido por el Benfica y que no se adaptó; Miguel Alfonso Herrero ‘Míchel’, prestado por el Valencia; Saúl Fernández, que procedía del Elche, de segunda; y el francés Yves Desmaret.
A última hora, la directiva del Deportivo reforzó la banda izquierda, coja tras la marcha de Filipe, con el paraguayo Claudio Morel, que había jugado el Mundial, y el noruego Knut Olav Rindaroy, pero no fichó un delantero pese a no contar con un ‘hombre-gol’.
El Deportivo se metió en puestos de descenso, no ganó hasta la novena jornada, reaccionó ante el Espanyol (3-0) y salió adelante. Hubo varios cambios de sistema táctico, llegó a disfrutar de ocho puntos de ventaja pese a que las lesiones le debilitaban, pero poco a poco dilapidó la renta y volvió a meterse en problemas.
Valerón salió al rescate, con sus pases espectaculares, ante el Mallorca en la jornada 30, pero el equipo fue incapaz de puntuar ante el Hércules y el Atlético, y un polémico arbitraje en Gijón (2-2) le hundió en la tabla.
Lotina achacó buena parte del descenso a lo que pasó ante el Sporting. Respiró con la remontada ante el Athletic de Bilbao (2-1), pero le faltó valentía ante un Barcelona en celebración (0-0), y sucumbió ante su ‘bestia negra’, el Valencia en la última jornada, en la que dependía de sí mismo.

Coruña, España/EFE