Enviar
Bush anunciará hoy retiro de 30 mil soldados de Irak
Demócratas insatisfechos con retiro de tropas

Líderes de la oposición en Estados Unidos consideran insuficiente la medida que tomará la Casa Blanca


Washington
EFE


George W. Bush, presidente de Estados Unidos, anunciará mañana un plan para reducir en 30 mil soldados el despliegue en Irak, una medida que la opinión pública considera insuficiente y ha desatado una nueva batalla con los demócratas.
Tony Snow, portavoz de la Casa Blanca, tuvo que salir ayer en defensa del plan de Bush, después de que la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, renovara sus críticas al asegurar que la de Irak es una “guerra sin fin”.
“Es bastante claro que no es una guerra sin final. Y de hecho, es una guerra que tiene en su punto de mira la victoria”, dijo Snow, quien no obstante aseguró que el presidente Bush “dará a conocer su propio análisis mañana”.
Hillary Rodham Clinton, aspirante demócrata a la Casa Blanca también criticó los planes de reducción de tropas de Bush, que consideró “inaceptable para el Congreso y para el pueblo estadounidense, que ha dejado claro sus deseos de que las tropas regresen a casa”.
En una carta remitida a Bush, la senadora por Nueva York le pide que utilice su autoridad para acelerar el regreso de las tropas desplegadas en Irak, mucho antes de lo que pudiera tener previsto.
En esta línea, el candidato demócrata a la Presidencia Barack Obama hizo un llamamiento para que las tropas salgan completamente de Irak a finales del 2008.
Otros líderes demócratas también cargaron ayer contra los planes de Bush, entre ellos el líder de la Mayoría del Senado Harry Reid y los senadores Carl Levin y Jack Reed, para quienes el plan que el mandatario anunciará mañana es insuficiente.
“El plan del presidente no es ni una reducción ni el cambio de misión que necesitamos. Su plan es más de lo mismo. Esto es inaceptable”, dijo Reid, quien hizo un llamamiento a los republicanos para que apoyen una medida legislativa que contemple la retirada de Irak por fases.
Levin, que preside el Comité de Fuerzas Armadas del Senado, denunció que Bush no ha adoptado un “cambio” en su estrategia, dado que el número de tropas pasará a ser el mismo que en enero.
“No es un cambio en la política pública, sino simplemente una ilusión de cambio. Nosotros en el Congreso necesitamos presionar para un cambio de rumbo verdadero”, dijo Levin.
Reed fue más contundente al reconocer que “nosotros simplemente no podemos suministrar tropas adicionales ni sostener nuestro compromiso con las tropas en su nivel actual. Tenemos que comenzar a pensar en lo que está en el mejor interés de nuestra nación”.
“Necesitamos continuar persiguiendo a los terroristas que operan en Irak. Pero nosotros no necesitamos poner a soldados estadounidenses en peligro para darles otros seis meses de espacio a los políticos iraquíes. Necesitamos cambiar de rumbo”, apuntó Reed
Pero las críticas hacia los planes de Bush no sólo vinieron del lado demócrata, sino de algunos políticos republicanos, que se muestran impacientes ante el futuro de una guerra de la que no se vislumbra el final.
“¿Vamos seguir invirtiendo sangre y fortuna al mismo ritmo que hasta ahora? ¿Y para qué?”, apuntó el senador republicano Chuck Hagel, uno de los que apoya que el Congreso apruebe una ley que establezca el regreso de las tropas.
Hagel hizo este comentario durante la comparecencia que han protagonizado estos días el embajador estadounidense en Irak, Ryan Crocker, y el jefe de las fuerzas de Estados Unidos en el país árabe, el general David Petraeus.
Fue precisamente Petraeus el que propuso en este foro que el despliegue militar se reduzca de los 160 mil soldados actuales a 130 mil, justo la cifra que había antes de la escalada del pasado mes de enero.



Apoyo

Elías Antonio Saca, presidente salvadoreño, declaró ayer que la reducción de tropas extranjeras en Irak es “una línea que tenemos en toda la coalición”, cuyo proceso dependerá del desarrollo de los acontecimientos en ese país.
Saca dijo a la prensa, luego de inaugurar un proyecto de agua potable en la población de Juayúa, en el departamento occidental de Sonsonate, que desconoce un posible anuncio que hará al respecto el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.
El gobernante fue consultado sobre una información desde Estados Unidos en la que se asegura que Bush anunciará mañana, en un discurso, una reducción de 30 mil efectivos de su país en Irak hacia mediados del año próximo.
Afirmó que “independientemente del discurso, la línea que tenemos en toda la coalición, una línea que hemos tomado en conjunto, es ir haciendo una reducción de tropas y ya El Salvador lo hizo, de 380 soldados a 280 miembros del Batallón Cuscatlán”.
Los 280 efectivos que actualmente se encuentran en Irak conforman el IX Contingente del Batallón Cuscatlán que prestará servicio hasta diciembre próximo.
Saca dijo que la disminución del número de efectivos “lo estamos haciendo porque la situación en Irak va mejorando poco a poco. Hay mejoras en Irak”.
El Salvador es el único país de América Latina que mantiene tropas en Irak, desde agosto de 2003, cuando envió al primer contingente formado por 360 soldados.
Los siguientes grupos, hasta el octavo, estuvieron integrados por 380 hombres y todos han trabajado en Irak por un semestre, en tareas humanitarias y de reconstrucción.
El Batallón Cuscatlán ha sufrido cinco bajas mortales en Irak, así como más de una veintena de heridos.
Ver comentarios