Deleitarse con los sabores del Mediterráneo
El chef Johnatan Centeno y George Sidaros, chef y director de alimentos y bebidas del restaurante mediterráneo Gastro Bar en la 38. Gerson Vargas/La República
Enviar

Deleitarse con los sabores del Mediterráneo

El Gastro Bar conserva recetas tradicionales de los países que bordean este mítico mar y les añade un poco del trópico

Descubrir la comida del mediterráneo es un placentero viaje; cada país que comparte sus costas con este mar aporta lo suyo y al mismo tiempo recoge lo que ofrecen sus vecinos.

Gracias a esa diversidad es que la llamada dieta mediterránea es reconocida en todo el mundo y no deja de ganar adeptos.

201501222305250.m44.jpg
En Costa Rica el restaurante Gastro Bar en la 38 decidió rescatar una parte de esa diversidad gastronómica y presentarla a los ticos, con una ligera fusión tropical.

George Sidaros, chef de este restaurante de ambiente dinámico y joven, asegura que parte del éxito de la gastronomía mediterránea radica en la variedad de sus sabores, la amplia diversidad de especias, la pasión por el uso de productos naturales y un estilo de cocinar en el que prevalecen cocciones a fuego lento.

Un gazpacho andaluz es lo que él sugiere para comenzar este recorrido. Sin embargo, este tiene su toque personal: una fusión con fresa.

“Combinar el gazpacho con fresa es una creación mía. Tenemos los tomates, pimentones, pero buscaba explorar aún más con los sabores y la fresa tiene esa característica de ser dulce y ácida que va muy bien con el tomate”, detalló el chef nacido en Alejandría, Egipto.

Otro plato con una fuerte influencia española es el lomo de cerdo en salsa de chorizo y miel de maple. Esta carne es asada lentamente con salsa de nueces y vegetales.

En esta receta junto al sabor del cerdo sobresale la paprika presente de forma intensa en los embutidos españoles. En un solo plato se reúnen y contrastan dos mundos: el de los dulces placeres de la miel de maple, con el gusto algo picante de sus antagonistas.


Plato consentido
Al preguntarle al chef por un platillo que con un solo bocado lo transporte en instantes al Mediterráneo, sin dudarlo mucho respondió que la tilapia pescatore.

“Vengo del mar y cuando disfruto de un buen pescado cierro mis ojos y mi mente piensa que estoy al borde del Mediterráneo, como lo hice muchas veces”, agregó Sidaros.

Esta tilapia tan especial se elabora con una salsa a base de tomate y mariscos como camarones y mejillones, muy propia de la región de Sicilia.

El secreto que lleva esta preparación a un nivel único es su cocción. Esta tilapia se prepara al horno y se cocina muy lentamente, el objetivo es que cada uno de los ingredientes mantenga su sabor.

“En cuestiones de pescados otros restaurantes colocan el filete en la plancha y luego le vierten una salsa, pero aquí el proceso es muy distinto. Se busca crear sabores muy intensos”, añadió el chef del Mediterráneo.

Las posibilidades son muchas en el Gastro Bar en la 38, desde pollo a la griega con limón y orégano, hasta opciones más ligeras para compartir entre amigos como falafel o hummus.

Para poner punto final, la recomendación del chef es un mouse de chocolate con un coulis de frambuesa.

Aunque en algunos casos son sabores completamente nuevos para el comensal promedio, Sidaros ve cómo día a día los clientes se aventuran a probar estas creaciones. La experiencia general es que quien descubre estos sabores, regresa por más.

 

 

Ver comentarios