Enviar
Defienden autenticidad de carta de Frida Kahlo sobre Chavela Vargas

Una carta supuestamente escrita por Frida Kahlo donde la pintora cuenta a un poeta mexicano cómo conoció a Chavela Vargas y que la desea sexualmente, a la que Efe tuvo acceso ayer, fue defendida como auténtica por un portavoz de la colección de arte propiedad del anticuario Carlos Noyola.
Pese a las dudas que existen sobre si la propia pintora fue quien la escribió, la misiva está incluida en las memorias “Las verdades de Chavela” (2009), presentadas el domingo en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).
La editorial Océano fue la que tomó la decisión de incluir en el libro sobre Vargas la misiva, que forma parte de un acervo de 1.200 objetos que supuestamente pertenecieron a la pintora mexicana (1907-1954).
El original de la carta fue entregado anoche a la cantante por el propietario de la colección de antigüedades mexicano Carlos Noyola, quien afirma que los objetos de Kahlo en su poder son auténticos aunque el fideicomiso oficial que controla la obra de la pintora cuestiona su autenticidad.
“Hoy (el domingo) conocí a Chavela Vargas. Extraordinaria, lesbiana, es más se me antojó eróticamente. No sé si ella sintió lo que yo. Pero creo que es una mujer lo bastante liberal que si me lo pide no dudaría un segundo en desnudarme ante ella”, señala la misiva, que dirige Kahlo al poeta Carlos Pellicer.
“Ella repito es erótica. Acaso es un regalo que el cielo me envía. Frida K.”, concluye la misiva.
Los expertos, entre ellos el Museo Frida Kahlo, han cuestionado la autoría de las piezas, ya que consideran que existen errores de ortografía que Frida no hubiera cometido, y que su contenido es demasiado vulgar para la artista, quien era más sutil.
Las presuntas falsificaciones han sido denunciadas ante la Procuraduría General de la República (PGR) sin concretar directamente a Noyola u otra persona directamente como responsables de ofrecer como verdadero algo que no lo es.
Un decreto de 1984 establece que toda obra de arte de Frida Kahlo tiene la consideración de monumento artístico nacional por lo que está protegida por una ley federal que considera de utilidad pública cualquier reproducción y comercialización de la misma.
Asimismo, la ex secretaria particular del muralista Diego Rivera, quien fue el esposo de Frida, la crítica de arte Raquel Tibol, consideró en agosto que las cartas y demás objetos eran falsificaciones “grotescas”.

México
EFE
Ver comentarios