Enviar
Declaran prófugo a diputado guatemalteco


La Fiscalía de Guatemala declaró como prófugo de la justicia al actual diputado y alcalde electo de la ciudad de Jutiapa, Manuel Castillo, implicado en el asesinato, hace casi un año, de tres parlamentarios salvadoreños.
Álvaro Matus, jefe de la Fiscalía de Delitos contra la Vida, declaró que Castillo es ya considerado como prófugo, tras el resultado infructuoso de los operativos desplegados ayer por las fuerzas de seguridad para capturarlo.
Castillo perdió ayer la inmunidad de que gozaba, después de que una Sala Regional Mixta declarara con lugar la petición de ante-juicio promovida por el Ministerio Público (Fiscalía) en su contra.
La Policía Nacional Civil (PNC) atendió desde primeras horas del día la orden de búsqueda y captura en su contra, tras la orden de detención dictada por el Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal que lo declaró sospechoso del cuádruple crimen.
Una fuente del Ministerio Público guatemalteco dijo que se teme que Castillo se haya dado a la fuga, ya que desde ayer se le perdió la pista.
Castillo es acusado del delito de encubrimiento por haberse negado a informar sobre la identidad del personaje conocido como Montaña 3, detenido ayer, con quien habría cruzado decenas de llamadas telefónicas el pasado 19 de febrero, día del asesinato de los diputados salvadoreños y el conductor que los acompañaba.
Las fuerzas de seguridad han identificado a Montaña 3 como Carlos Alberto Gutiérrez Arévalo, de 34 años, a quien detuvieron en la aldea La Laguna, comunidad de Moyuta, fronteriza con El Salvador.
“Esta sindicado de los delitos de asociación ilícita y conspiración para delinquir. Será trasladado en las próximas horas a la capital, para que preste declaración al tribunal que lleva el caso”, precisó Matus sobre Gutiérrez Arévalo.
Montaña 3 y Castillo, según la Fiscalía, habrían sido los que coordinaron el secuestro y posterior asesinato de los legisladores al Parlamento Centroamericano (Parlacen) Eduardo D'Aubuisson, José Ramón González y William Pichinte, así como su chofer, Gerardo Napoleón Ramírez, ocurrido en una comunidad rural del este de Guatemala, adonde llegaron por tierra desde El Salvador.
La Fiscalía basa su hipótesis en un análisis de las llamadas telefónicas realizadas entre las personas vinculadas al crimen, que determinó que Castillo mantuvo constantes comunicaciones con Montaña 3 y con Carlos Amílcar Orellana, uno de los acusados como autor material del hecho.


Guatemala
ACAN-EFE
Ver comentarios