Logo La República

Jueves, 17 de octubre de 2019



ACCIÓN


Debe preocupar enfrentar a Haití con 15 futbolistas que juegan en Europa

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 24 junio, 2019

kendall waston marca a jugador de Bermudas
Kendall Waston sufrió en demasía ante la débil Bermudas. Fedefútbol/La República


Esta noche, Costa Rica y Haití se juegan el liderato del Grupo B de la Copa Oro, con toda la intención, no hecha pública, de evitar a México en los cuartos de final.

Para no toparse con el potente seleccionado que entrena Gerardo Martino, ticos y haitianos deben ganar el grupo, están empatados en el primer lugar con seis puntos y esta noche se define el liderazgo.

Haití derrotó a Bermudas 2-1 y a Nicaragua 2-0; la Selección Nacional, le ganó cómodamente a los pinoleros 4-0, pero se vio muy floja, sobre todo en zona de retaguardia, ante Bermudas, a la que se derrotó a duras penas 2-1. Un empate hoy le daría a la Tricolor la cima del grupo por mejor gol promedio.

Lea más: ¿Cómo llegan los contendientes de la Sele a Copa Oro?

Desde luego que Haití no es Bermudas, no solo porque los primeros son 101 del mundo y los segundos 175 en el escalafón de la FIFA, sino por la enorme diferencia de sus nóminas.

Si el equipo de Gustavo Matosas no se vio bien frente a un combinado de jugadores aficionados, donde sus estrellas son Basten, Butterfield, Lambe, Smith y Wells, quienes juegan en la segunda división inglesa, y el astro del equipo es Willie Clemons (11), que hizo estragos en la defensa nacional y juega en una tercera división de Suecia, debe preocupar enfrentar a un seleccionado como el haitiano, con 15 futbolistas que juegan en diferentes clubes de Europa, cinco lo hacen en la MLS y solo tres son de la liga local.

Frente a la modesta Bermudas, Costa Rica sufrió del primero hasta el último minuto. En seis minutos, ya el ariete Nahki Wells voló dos ocasiones propicias ante Leonel Moreira y en el minuto 19, fue Clemons quien se ubicó a dos metros de Moreira, y en lugar de fusilarlo, le entregó mansamente el balón en sus brazos. El “sueco” del equipo botó un “gol muerto”.

La retaguardia de Costa Rica dio muchas libertades y Bermudas perfectamente pudo abrir la cuenta, incluso aumentar a un 2-0 y el juego se ponía cuesta arriba.

Aún ganando 1-0 gracias al gol de Mayron George, la Tricolor no se vio cómoda ni solvente durante todo el partido. Todo lo contrario, después de que Bermudas descontó con el gol de penal de Oliver Harvey, se soportaron minutos de angustia cuando el rival apretó y por centímetros no empató el partido en el cierre, con un remate escalofriante de Jonte Smith, que lamió el palo vertical a la izquierda de Leonel. El susto colectivo de los costarricenses fue mayúsculo.

Lea más: Fase de grupos de Copa Oro no debería ser inconveniente para la Sele

Entonces, frente a una Nicaragua que no sirvió de parámetro para medir el potencial de la Tricolor, y que incluso fue eliminada del torneo por Haití, y con esta modesta presentación de nuestro seleccionado ante Bermudas se llega a la cita de esta noche con las mismas dudas e interrogantes que rodeaban al equipo previo el inicio de la competencia.

La defensa nacional dio muchas libertades; Duarte y Waston no estuvieron finos y los volantes centrales Borges y Cruz no marcaron. Las figuras del partido fueron los “legionarios” de Bermudas, sobre todo su tripleta de ataque: Clemons (11), Lambe (19) y Wells (21), a quienes le faltó concentración y puntería para liquidarnos.

Habrá que esperar para conocer si Matosas cambia de estrategia y pasa a jugar con líbero, le da minutos a Pipo González y Francisco Calvo, quizá Álvaro Saborío entre de titular junto a George, en un afán de darle a la Tricolor otro rostro, tras su gris desempeño frente a los entusiastas jugadores aficionados y semiprofesionales de Bermudas.

Haití será más exigente y eso obliga a Costa Rica a subir su nivel, si desea vérselas con México en semifinales y no antes de tiempo.



NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.