Enviar
Cuba autoriza compraventa de autos


A partir del 1 de octubre los cubanos y extranjeros residentes en la isla podrán comprar y vender automóviles a título particular, según un decreto gubernamental divulgado ayer que pone fin a medio siglo de prohibiciones y límites sobre estas transacciones.
La compra y venta de automóviles era una de las medidas más esperadas por los cubanos dentro del plan de reformas emprendido por el Gobierno del general Raúl Castro para "actualizar" el modelo socialista de la isla y activar la deprimida economía del país.
Hasta ahora, la compraventa de automóviles entre particulares estaba restringida a los vehículos anteriores a 1959, la mayoría estadounidenses y conocidos como "almendrones", cuya supervivencia en las calles, gracias al ingenio de sus dueños para mantenerlos en circulación, les ha convertido en parte de la iconografía del país.
El parque automovilístico de la isla se compone además de un gran número de vehículos de fabricación soviética (los "lada" son los más comunes) y en los últimos años se ha modernizado ligeramente con modelos coreanos, japoneses o europeos.
Según el decreto divulgado este miércoles, se permitirá la donación y compraventa de automóviles entre cubanos y extranjeros residentes en el país y se flexibilizarán los traspasos de propiedad para quienes abandonen la isla con carácter definitivo.
"La donación y compraventa de vehículos de motor por parte de personas naturales cubanas o extranjeras con residencia permanente, no requiere de la previa autorización de ninguna autoridad", indica el decreto firmado por Raúl Castro y el ministro de Transporte, César Ignacio Arocha.
La normativa posibilita comprar autos nuevos en entidades comercializadoras de la isla y se elimina la restricción de que los cubanos autorizados para esa adquisición tengan que donar al Estado o "dar de baja" su vehículo anterior, en caso de que lo tuvieran, con lo que podrán venderlo o quedárselo.
La autorización para comprar un auto nuevo podrá ser otorgada una vez cada cinco años por el Ministerio de Transporte a los cubanos que hayan obtenido ingresos en divisas o pesos convertibles "como resultado de su trabajo en funciones asignadas por el Estado o en interés de este".

La Habana
EFE


Ver comentarios