Enviar
Cuatro veces Loeb

Susana Ruiz
[email protected]  

La temporada 2007 del mundial de rally fue igual de reñida que la de la Fórmula Uno, una vez más el favorito era el francés Sebastien Loeb (Citroen), que llegaba precedido de sus tres títulos consecutivos, y su rival de siempre, el finlandés Marcus Gronholm (Ford), iban a ser los protagonistas, y así fue.
Gronholm tuvo un buen desempeño y se consolidaba en la cima del torneo, parecía que el reinado de Loeb estaba a punto de concluir; sin embargo, en la recta final la suerte volvió a favorecer al galo. Con triunfos en Francia e Irlanda, y un segundo lugar en Reino Unido, sumado a los dos retiros de Gronholm en las pruebas de Japón e Irlanda, le dieron el cuarto título consecutivo a Loeb.
“El ganar un cuarto título es grandioso. Este ha sido muy difícil de obtener pero lo hicimos al final. Personalmente pienso que el primero fue el mejor, pero este pienso que está en segundo lugar si tuviera que elegir. La competencia fue grande con Marcus y tuve que empujar todo el año para lograrlo”.
El campeón destacó que tras ganar el título se probó con éxito una vez más su desempeño y el de su máquina y agradeció a Guy Frequelin, su jefe, quien luego se retiró.
Al final la tabla general dejó a Loeb con 116 puntos, seguido de Gronholm con 112. El título de constructores quedó en poder de Ford, con 212 unidades, con Citroen de escolta con 183.
La conclusión de la temporada 2007 marcó el retiro de Gronholm de esta competición, que obtuvo dos títulos mundiales.
“Esta ha sido una de las temporadas más emocionantes de los últimos años. Nuestra batalla por el título llegó hasta la última prueba de la temporada y la igualdad que ha existido este año ya se pudo comprobar en el Rally de Nueva Zelanda, donde acabamos separados por tres décimas de segundo tras tres días de competición. No creo que haya algo mejor”, indicó Gronholm.


Consultas : www.racing-live.com , www.wrc.com y EFE
Ver comentarios