Cuatro finales de altura
El líder Vincenzo Nibali deberá defender su “maglia” rosa en las montañas italianas. Archivo/La República
Enviar

Cuatro finales de altura

El Giro entrará a la montaña con Nibali vestido de rosado

La hora de la verdad llega al Giro de Italia, la segunda semana puede dar o quitar una “maglia” rosa, la montaña será el escenario de estos días. Con el italiano Vincenzo Nibali, de líder, y después de un día de descanso (ayer), la vuelta regresa con sus mayores exigencias.
Serán seis días, seis etapas, con cuatro finales a la vista. La décima etapa es la primera gran montaña en el horizonte. Los ciclistas tienen que pedalear entre Cordenons y Montasio con 167 kilómetros de recorrido.


Para mañana llega una subida mucho más suave, pero con un trayecto más largo, de 184 km desde Cave del Pretil a Erto-Vajont.
Los velocistas tendrán la oportunidad en las dos siguientes etapas, 12ª (134 km), y la 13ª (254 km), la más corta y la más larga, respectivamente, de la presente edición. Y luego llegará la gran montaña en los finales alpinos de Bardonecchia-Jafferau (14ª), con Sestriere antes, y Galibier (15ª) más la subida a Mont-Cenis y Telegraphe en solo 149 kilómetros.
En cuanto a los corredores, a la caza de Nibali irán el inglés Bradley Wiggins y el campeón defensor, Rydel Hesjedal.
“Wiggins y Hesjedal son todavía los principales adversarios junto con (Cadel) Evans y (Michele) Scarponi. El Giro es largo y cualquiera puede tener un mal día”, dijo el mandamás de la 96 edición del Giro de Italia.
Wiggins, el jefe de filas del equipo Sky, ocupa la cuarta posición en la general, a 1:16 del líder y ha reconocido que en algunas etapas del Giro se cuidó en los descensos como “una niña” por miedo a sufrir una caída.
“Seamos honestos, después de la caída bajé un poco como una niña. No es una falta de respeto hacia las niñas, yo tengo una en casa. Pero la vida es así y tenemos que seguir adelante y hacer frente a las decepciones”, declaró el ciclista, que llega con deseos de revancha. El ciclista británico cree que Nibali continuará siendo agresivo, una táctica, que dijo, le está funcionando al “Tiburón”.
“Continuará corriendo con agresividad, no le veo intentando defender 30 segundos hasta Brescia”, opinó Wiggins, quien aseguró que el veterano Evans “está en la mejor forma desde que ganó el Tour (en 2011). Él es el hombre peligroso en esa posición”.
Lo cierto es que para Brescia, todavía queda un largo camino.

Dinia Vargas
[email protected]


Ver comentarios