Enviar

La tarea de desentrabar y enrumbar correctamente a Costa Rica es difícil y compleja, pero podría ser uno de los grandes aportes del actual Gobierno si, en alguna medida, lo logra


Crecimiento económico y equidad

A la caza de inversión extranjera se encuentra en estos días el presidente Solís, en Estados Unidos, acompañado de una comitiva relacionada con ese fin.
La gira tiene una apretada agenda de visitas a diferentes empresas, y tiene como objeto afianzar las inversiones grandes de algunas firmas en el país y atraer otras.
Mientras tanto, en Costa Rica siguen su camino problemas de interés nacional que quedaron enredados, por llamarlo de alguna manera, desde administraciones anteriores y que el nuevo equipo de gobierno tiene que buscar maneras de desenredar para que el avance del país sea real, pero que a la vez se enrumbe por el sendero marcado por Solís en la campaña política.
La visita a la nación del norte obedece al compromiso que el mandatario había adquirido en campaña, y después del 6 de abril específicamente con Uccaep, en el sentido de que la atracción de inversión extranjera se continuaría para generar más riqueza.
Sin embargo, hace pocos días, Solís hizo también gira por algunos sitios del territorio nacional, que le sirvieron no solo para aspectos muy puntuales como verificar el estado de la llamada “trocha”, sino para hacer contacto directo con habitantes de algunos rincones alejados del país y palpar de cerca sus necesidades.
Esto y otras acciones de su equipo de Gobierno, parecieran enfocarse en distribuir mejor la riqueza para beneficiar a más costarricenses, contener el gasto y frenar la evasión y la corrupción.
Así, mientras el Presidente busca avanzar en el cumplimiento de compromisos, su equipo de trabajo ha tenido que vérselas con los enredos múltiples que le esperaban desde el primer día del nuevo Gobierno.
El más complicado, con cerca de diez años de existencia pero sin resolver, llevó a la huelga de educadores. Pareciera sin embargo que esto concluyó con un aspecto positivo en medio de la dificultad: comprobaron un estado caótico en los pagos a las planillas del sector y se abocaron a poner orden.
Por otro lado, y para mencionar solo asuntos grandes y trascendentes, este mes probablemente quede aprobada la concesión de la Terminal de Contenedores de Moín, si la Sala I declara procedente el proyecto.
Un asunto más que quedó pendiente de resolver, con aspectos que lo han retrasado, siendo que si todo se hubiera gestionado bien desde el inicio, definiendo detalladamente puntos específicos como por ejemplo un estudio ambiental adecuado, todo estaría claro y resuelto a estas alturas.
La tarea de desentrabar y enrumbar correctamente a Costa Rica es difícil y compleja, pero podría ser uno de los grandes aportes del actual Gobierno si, en alguna medida, lo logra.

Ver comentarios