Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NACIONALES


Crece turbulencia por concesión portuaria

Danny Canales [email protected] | Martes 19 julio, 2011



Nueva demanda contra terminal de contenedores en Moín
Crece turbulencia por concesión portuaria

Lo que busca el sindicato es incorporar más ruido, dice Ministro

La concesión de la megaterminal de contenedores en Moín sigue navegando por aguas turbulentas.
Ayer se presentó una segunda demanda en contra del proyecto.
La querella fue presentada por los representantes del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap).
En la acera de enfrente, se ve la demanda como una medida del sindicato para meter más ruido al proceso, cuestionó Francisco Jiménez, ministro de Obras Públicas, quien defiende que en esta concesión se cumplieron todos los pasos que establece la ley.
Esta es la segunda causa judicial que se plantea en contra de la concesión. Antes lo había hecho la Cámara Nacional de Bananeros.
Ambas demandas se tramitan en el Tribunal Contencioso Administrativo.
En esta última, se solicita como medida cautelar que se impida al Estado firmar el contrato hasta tanto no se haya resuelto el tema en el campo judicial, para evitar que se le den derechos al concesionario que le permitan luego demandar al Estado.
La acción del sindicato va contra de APM Terminals, grupo holandés al que se le adjudicó el proyecto, así como contra Japdeva, la Contraloría y Procuraduría General de la República, el Consejo Nacional de Concesiones y Aresep.
En la nueva acción, que comprende 88 páginas, se cuestionan seis puntos, tanto por presuntos errores en el trámite de la concesión, como en los estudios y tarifas aprobadas para el nuevo muelle.
El principal reclamo va enfocado a que el contrato crearía un monopolio privado al dar toda la operación de los barcos portacontenedores a la empresa privada, detalló Liroy Pérez, secretario de prensa del sindicato.
La falta de estudios ambientales, la aprobación de tarifas un 135% más altas para el nuevo muelle y el reconocimiento de bonificaciones al concesionario que no estaban contempladas en el cartel, son otros de los reclamos realizados a la concesión.
También se cuestiona el no haber declarado desierto el concurso a pesar de que se venció en dos oportunidades la fecha límite para la recepción de ofertas y que personeros a los que se les encomendó la elaboración de estudios para la concesión portuaria fueron los mismos que terminaron aprobándolos.
La nueva terminal de contenedores de Moín comprendería una inversión de $1 mil millones, la más alta que haya realizado el país en un proyecto de infraestructura.
Contaría con un muelle de 1,5 kilómetros de largo.
Las acusaciones que se hacen contra el proceso son desmentidas tanto por el Ministro, como por Allan Hidalgo, presidente ejecutivo de Japdeva.
Ambos coinciden en que la nueva terminal no constituye un monopolio, sino que se trata de una especialización de los servicios portuarios.
Defienden a su vez, contar con los estudios ambientales convalidados por Setena.
Sobre la tarifa, Jiménez dijo que no se puede comparar la que cobrará APM Terminals con la que cobra Japdeva, porque esta última no ofrece “full service”, en cambio el grupo holandés sí ofrecerá toda la cadena logística del puerto.

Danny Canales
[email protected]